Con Carlos Fuentes se tenia oportunidad de acceso a la historia: Colchero Garrido

0
14


ÁNGEL Ibáñez Fonseca.
Con el fallecimiento de Carlos Fuentes, se retira uno de los grandes pensadores de México, uno de los grandes precursores de la cultura en México, también un vaticinador político, siempre con nuevas ideas, siempre expresando sus opiniones nítidamente, un revolucionario que apoyó la Revolución cubana y todos los movimientos revolucionarios de América Latina; posiblemente por eso no logró el premio Nobel de Literatura; porque nunca tuvo una revista, porque nunca fue mafioso y porque nunca se puso a tiro con esas autoridades que tenían que entregar dicho premio; opinó María Teresa Colchero Garrido, una de las investigadoras poblanas que más conoce de la obra de Carlos Fuentes, pues ha escrito diferentes libros acerca de la obra del autor fallecido en días pasados.
En entrevista María Teresa Colchero Garrido, ex Presidenta de la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras de Puebla, (AMPEP) al comentar la lamentable pérdida de este gran escritor, dijo que Carlos Fuentes Macias, escribió más de 60 libros, entre ellos «Cervantes, o la Crítica de la lectura», su novela magna «Terra Nostra», también su penúltimo libro sobre la novela norteamericana; un estudio profundo sobre quienes fueron Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, de todos los escritores latinoamericanos, además fue un gran conocedor de la literatura latinoamericana, inglesa, norteamericana y francesa.
Carlos Fuentes, un lector incansable, persona con una cultura amplísima, para poder leer sus libros habría que hacerlo por decálogo, en diez niveles distintos, mencionó.
La Frontera de Cristal, al comentar algunas de sus obras refirió que si nos ponemos a leer por ejemplo: «La frontera de cristal», en donde destacan el cuento del mismo título, «La frontera de cristal», y «La pena», un cuento fabuloso, donde nos queda muy clara cuál es la relación entre EEUU y México.
Comprendemos lo que sucede cuando un mexicano se va como inmigrante y pisa tierra norteamericana y su proceso de cambio cuando regresa a México, que le influye para toda su vida, esa idiosincrasia que no es la suya, que es extraña. Carlos Fuentes, nos habla de la maquila en Ciudad Juárez, de cómo son explotadas las trabajadoras y después cómo las han ido matando.
La Obra «Todas las familias Felices» en su relato «Madre dolorosa», nos habla del indio José Nicasio causante de la muerte de una chica que tuvo mucha racionalidad pero poca emotividad; aquí nos damos cuenta que se trataba de la propia hija de Carlos Fuentes, quién falleció hace unos cinco años en condiciones lamentables, Fuentes también sufrió el fallecimiento de su único hijo, Carlos Fuentes Lemus.
«Los años con Laura Díaz, Es otro de los grandes libros de Fuentes, en donde reconstruye la historia de México, desde 1910, pasando por los hechos del 68, hasta 1999, pues fue un gran conocedor de la realidad de nuestro país.
AURA, es otra de sus grandes obras, perteneciente a la literatura fantástica, ha recibido innumerables premios, es una joya de la literatura mexicana contemporánea.
Explicó que Carlos Fuentes también fue embajador en Francia, cargo al que renunció cuando nombraron a Gustavo Díaz Ordaz como representante de México en España, pues fue una persona muy coherente, que nos deja muchas obras entre ensayos, novelas, cuentos, obras de teatro, como «Orquídeas a la luz de la luna», o «El tuerto es rey».
Fue un gran pensador de México, un gran conocedor de Foucault, Erasmo de Rótterdam, un gran conocedor de Cervantes al que leía cada año, gran conocedor de Honorato de Balzac, revisaba la Comedia Humana cada año, todos los años.
Terra Nostra, un libro importantísimo, para conocer nuestros orígenes y fundación.
La Región más transparente, dijo, la he estudiado por 30 años en el Colegio de Lingüística y Literatura y la hacíamos obra de teatro; pero nunca la hemos estudiado a fondo, recomiendo que la lean y la relean porque nos vamos a encontrar los mexicanos; si queremos tener una verdadera cosmovisión de México podemos empezar con «Chac Mool» y terminar leyendo «La Nueva Novela Latinoamericana», basta con tener ideas claras de lo que vivimos en nuestro continente, no se le escapaba una sola cosa a Carlos Fuentes.
Acerca de la novela «La muerte de Artemio Cruz», dijo que Fuentes nos dice que el protagonista es un revolucionario, que fue un traidor a su propia revolución, y que se hizo de tierras y millones, en la realidad no se refería a un personaje especifico de la historia; habla del revolucionario simbólico, más bien es un símbolo, lo reduciría demasiado como lo puso Ángeles Mastretta, no me gustaría, ya que el término revolucionario es mucho más amplio, ya que Artemio Cruz representaba a todos los revolucionarios, el fue un traidor, de lo que se desprende que el discurso literario nos viene a enseñar algo muy distinto a lo que fue el discurso histórico.
Porque en el discurso histórico en 1917 se aprueba la Constitución, pero en el discurso literario Carlos Fuentes matiza y hace una aguda crítica de toda la situación posterior a la Revolución.
Agregó que respecto al tema de la revolución, Carlos Fuentes escribió varias obras, no sólo «La Muerte de Artemio Cruz», sino también «Gringo viejo», y una gran cantidad de trabajos, hasta «Los Años con Laura Díaz».
Carlos Fuentes, abarcó muchos temas incluso el de los «tragafuegos» de México, el tema del petróleo, (La Cabeza de la Hidra) el de las niñas violadas a los 13 años, el tema de las madres solteras, Carlos Fuentes abarcó todos los temas de las clases marginadas, de los discriminados, de las clases alienadas, de los olvidados, eso es lo que trató Carlos Fuentes, y nos acaba de ubicar en qué situación se encontraba y se encuentra ahora nuestro país.
Con su muerte, Carlos Fuentes nos deja su ética profesional, su disciplina, su trayectoria, su gran cultura, su inquietud por conocer el mundo, el ser universal, el escritor que fue traducido a muchas lenguas, finalizó.