Detiene la Procuraduría de Puebla a 8 policías: 6 por homicidio, 2 por robo calificado

0
127

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informa la detención de ocho policías en total vinculados con dos hechos diferentes acontecidos durante la administración municipal anterior.

En el primer caso, con base en los elementos aportados de manera conjunta por el área especializada en investigación de homicidios y la Dirección General de Atención a Delitos cometidos por Servidores Públicos, fueron detenidos: Alejandro Sánchez Cisneros, Aarón Tobón Lezama, Jorge Martín Pérez López, Fernando Misael Vega López, Alfredo Israel Hernández Méndez y Guillermo Francisco Cuatlaxahue Acero. Todos como probables responsables de la muerte de un joven de nombre Alfonso Abisai Diego Pérez Maldonado de 30 años de edad, quien conducía una camioneta e hizo caso omiso a la indicación de alto por pate de los policías municipales que accionaron sus armas privándolo de la vida el 20 de marzo de 2010.

En una acción coordinada entre la Policía Ministerial, la Secretaría de Seguridad Pública estatal y  la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del municipio de Puebla, se logró la detención de los antes mencionados.

Por otra parte, dos policías municipales más fueron asegurados al cumplir una orden de aprehensión por abuso de autoridad y robo calificado. Los detenidos son Josué Arias Hernández y José Antonio Méndez Mata, quienes el sábado 27 de noviembre del 2010, habrían detenido a un comerciante  a quien golpearon y  presentaron ante el juez calificador robándole durante el trayecto más de doce mil pesos y un nextel. Ante los hechos el afectado presentó la denuncia correspondiente.

De esta forma, durante las últimas horas, la PGJ, dio cumplimiento a ocho órdenes de aprehensión en contra de igual número de uniformados  por actos que cometieron en la administración municipal anterior, motivo por el que ya fueron ingresados al penal de San Miguel.

Con lo anterior,  se refrenda el compromiso de actuar conforme a derecho y con estricto respeto de la ley, dando de nueva cuenta muestra de que no se permitirán abusos o impunidad por parte de las corporaciones policiales.