El cine ha estado manipulado por los magnates: Carlos Benpar

0
117

Carlos Benpar

Para el realizador de origen catalán, Carlos Benpar, el cine ha estado manipulado por los magnates: “Los magnates son los que tienen un material que les ha llegado y no lo valoran porque no se lo toman como suyo, además son burócratas que no saben de cine, antes los productores eran de cine, por unas motivaciones u otras”.

En una visita exclusiva a la Cineteca Nacional, el director barcelonés, ofreció una conferencia magistral en el marco de la presentación por primera vez en México de los documentales Cineastas contra magnates y Cineastas en acción, ambas ganadoras del Goya a mejor documental en 2006 y 2007, respectivamente.

De acuerdo con Benpar, cuando una película se está haciendo puede haber todas las discusiones del mundo entre productores y cineastas, “pero cuando se estrena es cuando no se debe tocar y los magnates lo hacen. Estas películas explican algunos casos”.

Basada en su libro homónimo, Cineastas contra magnates se conforma de testimonios de personalidades como Fred Zinnemann, Federico Fellini, Artur Penn, entre otros, para ensayar un manifiesto sobre los derechos morales del autor cinematográfico.

Benpar explicó que la idea del documental surgió luego de que en 1987 la Asociación de Directores de Barcelona organizó un congreso sobre este tema y se hizo un manifiesto que firmaron desde Woody Allen hasta Kurosawa en el que básicamente decía: “los directores exigimos que las películas lleguen al espectador tal y como han sido hechas”.

Sin embargo, la película pudo ser realizada a principios del año 2000, tomando en su mayoría películas americanas como ejemplos, en los que queda de manifiesto el interés económico, detrás de la manipulación de los magnates del cine.

“Las películas europeas no las manipulan porque no les interesan, los magnates controlan las películas americanas porque son las que más se compran”.

En el caso de Cineastas en acción, realizadores como Bigas Luna, Bernardo Bertolucci, Jean-Luc Godard, Ingmar Bergman y muchos más, suman sus testimonios para abordar la forma en que todo artista tiene derecho a defender la integridad de su obra hasta las últimas consecuencias a partir de una famosa anécdota del pintor surrealista Salvador Dalí.

“El problema que tienen estas dos películas es que el tema que se trata es demasiado importante y la historia del cine está llena de cintas que cuando abordan esto se quedan en la apreciación de la temática y no se entra en el contenido de estructura formal de la película”.

El director aprovechó el encuentro con sus seguidores para discernir sobre la palabra documental, a la que considera equivocada para un tipo de cintas como las que realiza.

“La literatura ha encontrado una expresión más acertada que es el ensayo… Hay una confusión sobre que el documental tiene que ser espontáneo y no es así, porque hay un trabajo previo que ya cuando se graba puede convertirse en una especie de ensayo donde se altera la realidad y no la verdad”.

A través de diversos ejemplos, Benpar destacó que es posible utilizar una ficción para explicar una verdad, pues al final, lo más importante es que sea divertido y que sea ejemplar, que tenga gracia y se entienda el tema.

Cineastas contra magnates y Cineastas en acción se proyectarán hasta el 31 de marzo en la Cineteca Nacional. Para consultar horarios y programación completa visita: www.cinetecanacional.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí