El continuismo con José Antonio Meade Kuribreña

El continuismo con  José Antonio Meade Kuribreña
diciembre 06 02:46 2017 Print This Article

Voces empresariales afirman que  José Antonio  Meade Kuribreña  fue la mejor decisión tomada por  el grupo en el poder, que para el PRI  es el mejor cuadro para representarlo en la elección del  2018, sin embargo, también afirman que para los mexicanos y el país no   representa lo mismo.

Con el economista  Antonio Meade el Partido Revolucionario Institucional pretende retener por segunda ocasión la presidencia de la  república, el regreso del partido  al poder luego  de haber perdido la presidencia en el  2000 con el Partido  Acción Nacional.

Para  los dueños del poder el país gobernado por el PRI pasa por su mejor etapa: se han creado millones de empleos, las  finanzas están sanas, crecen las  exportaciones, y  la pobreza está en disminución. Para ellos  hay crecimiento económico, estabilidad económica, paz  y tranquilidad. Ellos creen que están dadas las condiciones para que el viejo partido repita el triunfo en  la  elección del  2018.

Sí, todo indica que los dueños del poder en México  impusieron a su mejor cuadro, su mejor hombre  (mujer no porque para los dueños del poder las mujeres aún son inferiores y sin derecho  para gobernar este país,  en los  90 años de la vida del PRI, nunca ha habido una mujer candidata a la presidencia de la república y no se sabe para cuándo la habrá), el menos señalado, el político, limpio, sin cola que le pisen, el político ejemplar.

La verdad es que  la imposición de Meade  sorprendió a la oposición, al mismo López Obrador le pegó fuerte  el saber  quién será su rival  político, de inmediato le lanzó los primeros adjetivos de descalificación (Declaraciones peligrosas que pueden restarle fuerzas al  inminente candidato presidencial de Morena, no hay que olvidar el término chachalaca contra Fox y que le dañó  en las preferencias electorales), al llamarlo  “señoritingo” y “pelele” del sistema.

Lo cierto  es que el destape de Meade Kuribreña dejó un poco perplejos a los opositores, ellos esperaban otro candidato. El  grupo en el poder tomó la mejor decisión y se la rifan con el político de 48 años nacido en la Ciudad de México, un tipo hábil, joven, y hasta ahora sin antecedentes negativos.

Sin embargo, una  cosa son las características del candidato del PRI y otra la realidad que se vive  en México, el fracaso de las políticas  en el sexenio priista, la pobreza en  la que viven por lo menos 80  millones de mexicanos, la  marcada desigualdad social, el fuerte desempleo y emigración, y los ya casi  100 mil mexicanos abatidos por  el narcotráfico y la inseguridad.

Esta es la realidad que se  vive en México, y no de ahora sino desde hace 35 años, desde que en México  gobierna la derecha, el poder compartido entre el PRI y el PAN.

Esa realidad que se vive no la puede hacer desaparecer con la sola presencia del candidato del PRI, por muy brillante y preparado que esté, podrá ser el mejor candidato del PRI, pero no el mejor  político que le conviene a México.

Meade Kuribeña es el mejor político  para defender el continuismo del grupo en el poder, con él se garantiza la continuidad de la  políticas neoliberales dictadas desde el exterior. Si gana la elección, podrán dormir tranquilos los dueños del capital en México, las cuarenta familias que acaparan la mayor parte de la riqueza del país, simplemente el virtual candidato del PRI garantiza la continuidad del sistema,  la continuidad de las recetas neoliberales: más  impuestos, más alza  a los servicios y energéticos, más control salarial, más privatización de todo, más liberación de precios, más desempleo e inseguridad.

Esto es la otra parte de la moneda, la brillantez de Meade Kuribreña se opaca con la realidad que se vive en México, suena ilógico que los  80  millones de pobres en México voten por el representante del sistema que los ha llevado a esa condición por las  políticas y leyes que favorecen a los grupos  poderosos del país.

El señor Meade Kuribreña podrá ser el mejor candidato del viejo partido, el mejor representante y aliado de los poderosos de este país, el designado  y apoyado por los organismos internacionales, pero  para enfrentar los grandes problemas de México  no lo es.

Se podría afirmar que se le concede  a Meade Kuribeña el beneficio de la duda  y que podría darse el caso que tomara buenas medidas, buenas  políticas a favor del país, para esto tendría que ir contra las reglas  del sistema, del modelo, y eso se ve  difícil, casi imposible.

La elección del  18 llega con  un país envuelto en grandes problemas pero  también con una población  más despierta, más informada y comunicada, lo que será determinante en  la toma de decisiones  en las urnas.

De hecho ya están definidos los tres candidatos fuertes para la elección del  18, ya está el del PRI, el de MORENA, en el Frente Ciudadano por México sólo falta saber si va Miguel Ángel Mancera o Ricardo Anaya, uno de ellos será el abanderado.

Definidas así las cosas los mexicanos tendremos siete meses para  pensar, reflexionar y decidir hacia dónde nos vamos, hacia el continuismo del sistema o la búsqueda de un posible cambio, en  siete meses los mexicanos  se preguntarán cuál de los cuatro será el mejor.( sí, de los cuatro, porque  habrá un independiente por lo menos).

view more articles

About Article Author

Juan Cervantes
Juan Cervantes

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.