El libro “Intensiones y resultados” y la construcción de un México nuevo

0
39

Cirilo Montaño Gutiérrez.-

 

“Sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria”, insistía Lenin en su infatigable labor de educar y organizar para la lucha a los obreros e intelectuales de su tiempo. La teoría revolucionaria ilumina el camino que debe seguir el revolucionario y, por eso, está obligado a estudiar y dominar la ciencia. Solo así estará en condiciones de entender y transformar la realidad. Solo así es posible conocer con exactitud qué es la sociedad, ¿qué partes la componen y cómo se relacionan e interactúan entre ellas?, ¿por qué, a pesar de tanta riqueza natural y producida por los trabajadores, la gran mayoría de la humanidad se debate en niveles alarmantes de pobreza?, ¿por qué esa inmensa riqueza se concentra en un puñado de hombres?, ¿será que realmente los gobiernos son entidades imparciales que buscan el equilibrio de intereses aplicando la ley?, ¿a qué intereses obedecen realmente?, ¿qué papel juega la propiedad privada sobre los medios de producción en las relaciones que establecen los hombres para producir?, ¿será posible que la humanidad pueda superar la organización social dividida en clases sociales y construir una diferente en la que cada quien aporte lo que su capacidad le permita y reciba lo que su necesidad demande?, ¿cómo deben organizarse las masas populares para lograr su verdadera liberación? Solo así, pues, el revolucionario puede guiarse entre el abigarrado tropel de fenómenos que se presentan en la sociedad y encontrar el camino hacia el progreso para las mayorías.

Estas y muchas cuestiones más han sido tema de estudio riguroso y sistemático del ingeniero Aquiles Córdova Morán, quien con una paciencia admirable y una claridad meridiana ha respondido a ellas a través de artículos periodísticos y pláticas con obreros, campesinos, amas de casa, estudiantes y maestros del país entero durante más de 50 años. Pero no ha parado ahí. Partiendo de las explicaciones, el ingeniero Aquiles siempre tiene a mano una alternativa a la dura problemática del pueblo y oportunamente señala las tareas que se desprenden con una convicción y seguridad que es capaz de entusiasmar a cualquiera y animarlo a abrazar la causa, pasando así de la teoría revolucionaria a la práctica revolucionaria. Con ese inmenso trabajo intelectual aplicado consecuentemente a la práctica, ha logrado construir la organización popular más grande, combativa y mejor estructurada que da la batalla todos los días en nuestro país defendiendo a quienes hoy se les niega el trabajo, la educación, la salud, la seguridad social, la cultura y el deporte: el Movimiento Antorchista Nacional.

Personalmente, se ha hecho cargo de estudiar un fenómeno nuevo, el surgimiento y desarrollo de la corriente que gobierna actualmente al país, a sus actores en los diferentes ámbitos de la vida política y económica y explicar el contenido de clase de sus intereses y acciones. Así, desde año 2000, año en que el actual presidente de la república Andrés Manuel López Obrador militaba en el extinto PRD e iniciaba su gestión al frente del Gobierno del Distrito Federal, hoy CDMX, el ingeniero Aquiles ha venido elaborando una caracterización de lo que verdaderamente representa López Obrador y su posición política. Y 24 años después, Editorial Esténtor nos ofrece una recopilación de esos trabajos de opinión en dos importantes libros: “De la esperanza a la decepción” editado en el año 2023 y el más reciente que fue presentado por su autor en el Salón Barroco del edificio Carolino de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla el pasado jueves 27 de junio bajo el título de “Intenciones y resultados”. Se trata de una serie de exposiciones que explican de manera objetiva y sin prejuicios de ninguna índole los nefastos resultados del ejercicio del poder que ha realizado López Obrador.

Cada artículo, cada conferencia, son una lección para entender a fondo, en su esencia, el régimen de la auto declarada 4T y sus resultados. El casi nulo crecimiento económico, el engañoso incremento al salario mínimo que terminó pulverizado por la galopante inflación, la reversa en la reforma para la reducción de la jornada laboral. Un sistema de salud totalmente desmantelado y desarticulado que ya ha costado muchos miles de vidas por falta de medicamentos y mala planeación. La educación en los peores niveles de la historia moderna del país. Qué decir del trato al gravísimo problema de la inseguridad; una verdadera bobería la política de “abrazos, no balazos”. Y así, cada parte, cada problema, cada acción, todo con el mismo sello. El pueblo mexicano necesita un cambio verdadero no virtual como el que ha construido López Obrador y para eso, lo señala repetidamente el ingeniero Aquiles, es necesario educar y organizar a las grandes masas empobrecidas de nuestro país para que estén en condiciones de tomar el poder político del país en sus manos y construyan una sociedad que garantice empleo bien remunerado para todos y que el pueblo no dependa, en lo fundamental, de las migajas a través de tarjetitas; una sociedad que aplique con justicia una política fiscal progresiva para que las instituciones correspondientes puedan implementar planes de desarrollo que garanticen agua potable, electricidad, vías de comunicación, vivienda, salud, educación, deporte y cultura para toda la sociedad.

Estoy seguro que estos dos volúmenes que hoy referimosson imprescindibles para lograr entender la cruda realidad y poner manos a la obra. Anímate a leerlos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí