El lunes 11 de noviembre, tránsito de Mercurio

0

Santa María Tonantzintla.- El próximo lunes 11 de noviembre tendremos la oportunidad de observar un fenómeno astronómico poco frecuente: un tránsito de Mercurio en el cual dicho planeta se desplazará durante más de cinco horas a través del disco solar.

A lo largo de este siglo sucederán 14 de estos fenómenos. Este próximo tránsito de Mercurio sucederá un lunes, y los siguientes tendrán lugar el 13 de noviembre de 2032, el 7 de noviembre de 2039 y el 7 de mayo de 2049.

Mercurio era el dios romano del comercio, de los viajes, de la elocuencia y de la ciencia. Mercurio, “el de los pies alados”, era el mensajero de los dioses por ser el más veloz. De igual forma, el planeta que lleva su nombre es el más rápido de todos: el “año” en Mercurio dura 88 días terrestres, pero rota lentamente, tarda 59 de nuestros días en dar una vuelta sobre su eje.

Mercurio es también el planeta más cercano al Sol: se localiza a un tercio de la distancia entre el Sol y la Tierra, y tiene unas dimensiones tan sólo un poco mayores a las de nuestra Luna, convirtiéndose en el más pequeño del Sistema Solar. Presenta fases, como la Luna, pero no las podemos apreciar a simple vista, debido a su tamaño aparente.

Su superficie es muy parecida a la de la Luna. Está lleno de cráteres ya que, al casi no tener atmósfera, carece de protección contra los impactos de meteoritos.

Posee temperaturas extremas: del lado donde es de día, el planeta puede alcanzar más de 400 grados centígrados, mientras que en el lado nocturno baja hasta menos 170 grados centígrados.

En entrevista, el Dr. Raúl Mújica García, responsable de Divulgación y Comunicación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) explica que un tránsito planetario sucede cuando en su trayectoria un planeta pasa entre la Tierra y el Sol, bloqueando parte del disco solar.

“Desde la Tierra sólo es posible observar los tránsitos de Venus y Mercurio. Los tránsitos planetarios son mucho más raros que los eclipses. En promedio, hay 13 tránsitos de Mercurio por siglo, aunque en el actual tendremos 14. En el caso de Venus, los tránsitos ocurren en pares, separados por un intervalo de ocho años. Sin embargo, estos pares están separados por más de un siglo”, añade.

El astrónomo francés Pierre Gassendi fue el primero en observar un tránsito planetario, uno de Mercurio, el 7 de noviembre de 1631. “El mismo astrónomo hubiese sido también el primero en observar un tránsito de Venus, que sucedió sólo un mes después, el 7 de diciembre, pero no fue visible desde Europa. Fue hasta unos pocos años después, el 4 de diciembre de 1639, cuando los astrónomos Jerimiah Horrocks y William Crabtree atestiguaron el primer tránsito de Venus. Las fechas en que ocurren los tránsitos de Mercurio se han ido desplazando. Antes de 1585 ocurrían en abril y octubre. Actualmente, todos los tránsitos de Mercurio caen entre el 7 y el 10 de mayo y el 7 y el 14 de noviembre. Esto sucede porque la órbita de Mercurio está inclinada siete grados con respecto a la de la Tierra y se intersectan en dos puntos o nodos cada año en esas fechas. Sólo si Mercurio está en conjunción inferior, es decir, delante del Sol, en esa época, es que ocurre un tránsito”, puntualiza.

El astrofísico agrega que los tránsitos de noviembre recurren a intervalos de siete, 13 o 33 años, mientras que los de mayo ocurren sólo en los intervalos de 13 y 33 años. “Los tránsitos de noviembre ocurren dos veces más frecuentemente que los de mayo, ya que en noviembre Mercurio está cerca del perihelio y en mayo, está cerca del afelio,  cuando el movimiento orbital es más lento, lo que hace menos probable que esté cruzando el nodo durante el periodo crítico”.

El tránsito del próximo 11 de noviembre durará cinco horas y 27 minutos y será visible completamente en Centro, Sudamérica y parte de Norteamérica. En algunas partes de Norteamérica el tránsito se observará ya en progreso al amanecer, mientras que en África y Europa se verá al atardecer.

En la región de Puebla el tránsito iniciará antes del amanecer, por lo que se tendrá la oportunidad de disfrutarlo desde que el Sol haya salido completamente, a las 6:40 h, y hasta las 12:04 h. El punto medio, el momento cuando Mercurio pasa lo más cercano al centro del disco solar, será a las 9:20.

“Al inicio del tránsito el Sol estará cerca del horizonte, por lo que es mejor buscar sitios altos o sin obstrucciones para poder apreciarlo, o esperar un poco a que “suba” el Sol, lo cierto es que no podemos perdérnoslo pues el siguiente tránsito ocurrirá hasta el 13 de noviembre de 2032”, manifiesta el Dr. Mújica.

El investigador del INAOE subraya que Mercurio tiene un tamaño real pequeño, lo que, combinado con la distancia a la que se encuentra, hace que su tamaño aparente sea también muy pequeño, “por lo que es necesario utilizar un telescopio o unos binoculares con los filtros solares adecuados. Hay que recordar que nunca se debe observar el Sol directamente. Esto puede provocar daños en la vista, incluso ceguera”. concluye.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.