En México 142 millones de hectáreas están en proceso de degradación

0
25

Hipólito Contreras/

La  Confederación Nacional Campesina propone crear  la  Comisión Nacional del Suelo para frenar de manera la erosión de la tierra que afecta al setenta y cinco por ciento del territorio mexicano y que reduce  drásticamente la  producción agrícola.

Manuel  Cota  Jiménez, presidente de la Confederación Nacional Campesina, afirmó que en  México de casi 200 millones de hectáreas, alrededor de 142 millones se encuentran en proceso de degradación, lo cual contribuye al cambio climático y a la severa y creciente escasez de alimentos.

A esto se agrega la pérdida de un millón 420 mil hectáreas de suelo en el país y el que son siete estados los que concentran el 50 por ciento del valor de la producción agrícola nacional y que todos presentan algunos procesos de degradación del suelo por motivos de orden químico, hídrico, eólico y de tipo físico.

De acuerdo con un diagnóstico del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente el avance de los desiertos amenaza a la cuarta parte de nuestro planeta, afecta a 250 millones de personas y pone en peligro los medios de vida de más de mil millones de habitantes de alrededor de cien países.

Regularmente las zonas que presentan degradación, sufren reducción de los índices de productividad, especialmente en regiones dedicadas a la agricultura intensiva y a la ganadería de pastoreo. Estas condiciones afectan de manera importante a familias marginadas de países que enfrentan serios problemas de pobreza.

Indica el estudio de la ONU que alrededor de dos mil millones de hectáreas de suelo del mundo, equivalentes al 15 por ciento de la superficie territorial del planeta, se han degradado por causas humanas.

En México, a pesar de que en algunos estados se ha creado cierta conciencia sobre la necesidad de mantener sustentable el uso del suelo, y de que se realizan obras de conservación por parte de algunos particulares y muy pocas organizaciones, se considera que las acciones en el sentido de la conservación de los suelos y aguas, no han sido suficientes, no existe un organismo específicamente dedicado a atender la problemática de la desertificación y la pérdida de suelos.

Destacó que si bien existe la Comisión Nacional Forestal, la Comisión Nacional de Zonas Áridas y la Comisión Nacional del Agua, ninguna tiene en específico acciones orientadas a evitar la pérdida de suelo ni sobre su recuperación donde se ha perdido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí