IBERO quiere ‘despertar’ a constructores de paz para combatir ‘tiempos violentos’

• La Vicerrectoría Académica llevó a cabo el conversatorio ‘Educación y cultura de paz’

0

A través de lograr que cada persona se asuma como parte de una sociedad y de una comunidad, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México quiere ‘despertar al constructor de paz’ que todo ser humano lleva dentro, para que cada una de esas y esos constructores proyecte la paz en todas sus acciones dentro de la realidad que vive el país.

Despertar a los constructores de paz fue uno de los temas que se hablaron en el conversatorio ‘Educación y cultura de paz’, organizado por la Vicerrectoría Académica de la IBERO, y que forma parte del programa ‘Conversatorios para la Educación y Construcción de Paz en México’.

Al hacer un recuento de lo que charlaron las y los docentes, actores sociales y representantes de organizaciones sociales que participaron en ‘Educación y cultura de paz’, la maestra Adela Salinas Salinas, coordinadora del Programa de Conversatorios, dijo que también se discutió la necesidad de que los cuerpos académicos observen los fenómenos violentos y se vinculen a los procesos de construcción de paz.

Las universidades tienen que vincularse con las organizaciones y actores sociales para contribuir a que la teoría y la práctica vayan de la mano, porque un constructor de paz debe tener una vivencia personal, no sólo teoría; porque en la práctica todo está en movimiento.

Los contertulios hablaron también de la necesidad de recuperar la identidad, por medio de una deconstrucción social que permita entender exactamente “dónde nos quedamos atorados y dónde es que dejamos de ver la violencia, para normalizarla como parte de un modelo y de una estructura social. En este sentido, la identidad es ir deconstruyendo esta realidad social, para ir detectando esos puntos en donde la violencia fue posible o en que la violencia se infiltró de una manera silenciosa”, mencionó Salinas.

Igualmente, salió a colación el arte como una forma efectiva de transformación social. Sobre este tema, Alfonso Hernández, antropólogo; y Belem Maytorena, artista plástica que habita en La Lagunilla; hablaron, desde su vivencia, de cómo el arte ha ayudado a canalizar la violencia en jóvenes que crecen en barrios con una violencia tremenda, como Tepito y la propia Lagunilla.

En lo concerniente al ámbito académico, los asistentes opinaron que es necesario incluir el humanismo en todo tipo de carreras, hasta en las científicas, porque a veces se olvidan de la parte socio-afectiva, fundamental para los procesos de construcción e paz.

Por otra parte, sugirieron que las credenciales académicas no se usen como una forma de jerarquizar a las personas, sino como el reconocimiento de una experticia que sirve como herramienta para apoyar a la ciudadanía y a la construcción del tejido social.

Por último, las voces diversas que asistieron al conversatorio coincidieron en que es necesario crear acciones de justicia social y de construcción de paz, basadas en la capacidad de diálogo y de escucha.

Participantes

En el conversatorio ‘Educación y cultura de paz’ participaron: Dra. Lorena Arias Montaño, académica del Departamento de Física y Matemáticas de la IBERO; Lic. Oyuki Barrios Gómez, feminista y pedagoga; Dr. Gabriel Cámara Cervera, profesor en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional; Astrid Dzul Hori, estudiante de la Licenciatura en Filosofía de la IBERO; Mtro. Alfonso Hernández Gómez, coordinador de una red internacional de artistas contra la violencia.

Mtra. Mari Carmen Legaspi, quien ha contribuido en la creación y enseñanza del módulo ‘Diálogos en movimiento’ del Programa Interdisciplinario por la No Violencia (PIVE); Lic. José Luis Loera Aguilar, director de Casa de Refugiados; Lic. Belem Maytorena Espinosa ‘Sckrots’, quien colabora con talleres en Escuela de Paz; Mtra. Alesha Mercado Beserer, cuyos intereses profesionales se centran en derechos humanos y desarrollo social a través del arte.

Dra. Hilda Patiño Domínguez, directora del Departamento de Educación de la IBERO; Dr. Enrique Pieck Gochicoa, académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la IBERO; y Lic. Dora María Ruiz Galindo Terrazas, quien afirma que su aprendizaje teórico se ha reforzado al caminar desde hace más de 40 años con campesinos y campesinas indígenas de zonas rurales de extrema pobreza.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.