Inicia en enfermería estudio en mujeres con obesidad

0
150

Inició en la Facultad de Enfermería de la BUAP el proyecto piloto que forma parte de un estudio para detectar cambios psicológicos y mejorar niveles de hormonas del tejido graso en mujeres jóvenes con sobrepeso y obesidad, que pudiera a futuro generar un marcador de riesgo cardiovascular más preciso que los triglicéridos y el colesterol.

Erick Landeros Olvera, coordinador del área de investigación de posgrado de la Facultad, informó que el cuerpo académico de Enfermería Clínica junto con integrantes del Instituto de Fisiología, Cultura Física y nutriólogos desarrollarán este proyecto que iniciará formalmente en septiembre del 2012 y concluirá en abril del 2013.
Dicho estudio contempla desarrollar ejercicio aeróbico cardiovascular controlado en mujeres con sobrepeso y obesidad en caminadoras que se adquirieron con recursos PIFI (Programa Integral de Fortalecimiento Institucional) y PROMEP (Programa de Mejoramiento del Profesorado).
«El objetivo general es aplicar una dosis de ejercicio como medicamento, para cambiar cuestiones cognitivas como el auto-concepto físico, en fuerza, flexibilidad, resistencia y el físico global, así como la auto-eficacia, definida como la confianza para ejercitarse todos los días con éxito».
Abundó que la auto-eficacia al hacer ejercicio pretende cambiar ciertas concentraciones de hormonas de tejido adiposo como diponetina, leptina y factor tumoral alfa, que se han relacionado con enfermedades cardiovasculares y metabólicas en mujeres con sobrepeso y obesidad.
«Es una dosis de ejercicio gradual y progresiva que se calcula por medio de la frecuencia cardiaca durante cinco días a la semana, hasta complementar 10 semanas, lo que estamos esperando es que haya cambios positivos tanto en como en concentraciones plasmáticas de estas hormonas como en las cuestiones cognitivas y mejorar una esfera total de las participantes con respecto a la práctica de ejercicio».
Landeros Olvera indicó que se trabajará con un grupo de intervención integrado por 24 mujeres y otro de control donde participan otras 24 jóvenes, en total 48. Actualmente se desarrolla la prueba piloto para entrenar a los facilitadores de la intervención que son alumnos de pregrado y posgrado.
«Regularmente, estas hormonas se estudian en laboratorios, con roedores, conejos o a nivel celular, pero es importante valorar los cambios a través de una dosis específica de ejercicio y mejorar las condiciones fisiológicas, se piensa que la adiponectina será un marcador más poderoso de riesgo cardiovascular que los triglicéridos y colesterol», especificó.
Abundó que bajo el modelo teórico que enfermería maneja, también se contemplan cambios psicológicos como el mejoramiento en el auto-concepto físico como la fuerza, resistencia, flexibilidad y por supuesto la grasa corporal, porque a las mujeres lo que les interesa al ingresar a este proyecto es bajar de peso y lo logran.
Finalmente dio a conocer que este trabajo es producto de su tesis doctoral, publicada por cuatro revistas de alto impacto y premiada con el primer lugar en el XXVII Congreso Mexicano de Cardiología celebrado el año pasado en Puerto Vallarta Jalisco, debido a que marca una importante aportación de la enfermería en beneficio de las mujeres con sobrepeso y obesidad, factor de riesgo para diabetes, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.