Jiménez Merino, el más entusiasta

0

Alberto Jiménez Merino, ex delegado de la Sagarpa; ex delegado de la Conagua; ex secretario de Desarrollo Rural y ex diputado federal, parece ser el más entusiasta de los aspirantes priístas a la candidatura a la gubernatura del estado, pues considera que su partido, el Revolucionario Institucional, debe dar señalas de que no solo no ha abandonado la lucha, sino que está dispuesto a demostrar a sus propios militantes y a la ciudadanía en general, que ha entendido el mensaje de las elecciones pasadas y que habrá cambios importantes para concretar los cuales, la participación de todos, es necesaria.

           Queremos un partido incluyente, unido y trabajando por el bien de Puebla y por el bien de México, dijo. No podemos esperar sentados que se hagan los cambios que tengan que hacerse para volver a ser lo que fuimos, un partido fuerte, organizado y enarbolando las mejores propuestas para el progreso del país, del estado y de nuestros municipios y comunidades.

  • Ingeniero, el problema es que las encuestas señalan que en Puebla, el ganador será el partido Morena, es decir, que ni el PRI ni ningún otro partido, tienen posibilidades de triunfo.
  • Mire, eso ya lo sabemos, pero si queremos reconstruir al PRI, si queremos mejorar al partido, es necesario que la ciudadanía lo sepa, que se de cuenta de nuestro esfuerzo para realizar los cambios que requerimos para conformar un partido moderno, unido, con democracia interna y con buenas propuestas para enfrentar nuestros problemas. Tenemos que trabajar, tenemos que buscar los apoyos ciudadanos donde estos se encuentren. Por lo menos yo estoy dispuesto a luchar por la unidad, por la reorganización y la reestructuración del PRI, aunque no ganemos ahora. Necesitamos trabajar para el futuro. Reconstruir es difícil, requiere de un gran esfuerzo y si los priístas no nos atrevemos a intentarlo, ¿quién lo va a hacer?.
  • ¿Está conciente de que en esta elección, el PRI puede perder?
  •          -Absolutamente. Pero ante todo soy priísta y si quienes militamos en ese partido, no nos atrevemos a arriesgar, ¿quién lo va a hacer? Además, todos los partidos tienen sus debilidades, nosotros tenemos las nuestras y vamos a esforzarnos para avanzar. Podemos no ganar la próxima elección, pero para volver a ocupar posiciones importantes de elección popular en el futuro, tenemos que estar presentes y luchar por ellas en todos los procesos electorales que se nos presenten, ¿o no?.

Todo parece indicar que la lucha por la candidatura a la gubernatura de Puebla, la más fuerte y la que decidirá el futuro de la entidad, será la que se lleve a cabo al interior de Morena.

             En ese partido, que es el favorito para ganar las próximas elecciones, hay dos fuertes corrientes que se disputan la candidatura: la del senador Alejandro Armenta y la del ex senador Luis Miguel Barbosa.

             La lucha está tan cerrada, que hasta parece un pleito que puede romper la débil unidad del partido Movimiento de Renovación Nacional.

             La falta de estructura, la falta de organización y la carencia de una línea ideológica común, ha dificultado mucho el manejo de ese partido conformado por descontentos de todas las corrientes políticas y partidos que hay en el país.

              El partido Acción Nacional, PAN, definitivamente no parece interesado en participar en el próximo proceso electoral local, para elegir gobernador.

               El grupo o corriente o tribu más fuerte del PAN en los últimos años, fue el “morenovallismo” que dejó muy atrás a los tradicionales o yunquistas.

                Con el fallecimiento del ex gobernador Rafael Moreno Valle y su esposa Erika Alonso, que era gobernadora de la entidad, la corriente morenovallista desapareció y la corriente tradicional o Yunque, todavía no da señales de vida, pues durante dos décadas quedó relegada a segundo o tercer término y sus líderes como que no se animan a reaparecer.

               De todos modos, el PAN en Puebla es un partido que como el PRD, la parte izquierdista de la alianza “De Frente por Puebla”, está prácticamente deshecho. Muy dividido en lo interno y sin capacidad para presentarse con un mínimo de organización, para el próximo proceso.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.