sábado , noviembre 28 2020

La reforma política amplía el poder ciudadano

La reciente aprobación de la reforma política que realizó la Cámara de
Diputados es un gran paso en la ampliación del poder ciudadano, la
modernización del régimen político y la consolidación de las
instituciones del Estado, expresó el senador Manlio Fabio Beltrones al
recordar que la iniciativa tuvo como cámara de origen al Senado de la
República y que, a su vez, se derivó del proceso de Reforma del Estado
emprendida en 2007.
Pese a lo difícil que es lograr unanimidad en este tema, no es un logro
menor haber alcanzado un consenso suficiente para su aprobación en el
Congreso, después de tres años de esfuerzos por modernizar nuestro
régimen. Esta reforma es un gran logro de un Senado moderno, el cual
trabajó con la pluralidad para dar un nuevo perfil al sistema político.
Se trata de una reforma política constitucional que marca la evolución
hacia una democracia participativa, fortalece la colaboración
institucional entre el Poder Ejecutivo Federal y el Congreso y propicia
decisiones de Estado en materia de regulación económica, que redundarán
en el crecimiento, el empleo y en beneficio del consumidor.
Se venció la resistencia de quienes se negaban a terminar con el
monopolio que los partidos políticos ejercen sobre la postulación de
candidatos a puestos de elección popular, así como la presentación de
iniciativas de ley ante el Congreso, expresó el senador Beltrones en
una reunión de evaluación previa a la conclusión del periodo ordinario
de sesiones de la LXI Legislatura.
Hemos sostenido que los problemas de la democracia se resuelven con más
democracia y, tanto las candidaturas independientes como la iniciativa
ciudadana y la consulta popular, habrán de mejorar la calidad de
nuestra democracia con estos mecanismos de participación directa de los
ciudadanos en los asuntos públicos. También destacó que la reforma
asegura la equidad en la representación e integración de la Asamblea
Legislativa del Distrito Federal.
Con la aprobación de la iniciativa preferente del Ejecutivo Federal,
dispondremos de un nuevo instrumento constitucional que habrá de
facilitar el proceso legislativo de dos iniciativas de ley que, al
inicio de cada periodo ordinario de sesiones del Congreso, resulten
prioritarias para la gestión del gobierno. De esta forma podrá evitarse
la parálisis que, en ocasiones, ha atorado el proceso legislativo y el
quehacer gubernamental, y podrá restaurarse la funcionalidad del
régimen político.
El senador Beltrones destacó la relevancia de la aprobación del
mecanismo de sustitución del presidente de la República en caso de
falta absoluta, y el proceso para la toma de protesta del Ejecutivo
Federal en una sede alterna cuando no existan condiciones de
concretarlo ante el Congreso de la Unión. Ambas reformas asumen con
responsabilidad la resolución de posibles situaciones extraordinarias y
garantizan así la continuidad de la vida institucional.
Subrayó el origen plural de esta reforma constitucional, así como la
contribución legislativa que hiciera el Ejecutivo Federal con la
presentación de una iniciativa al respecto, y confió en que dicha
reforma complete su proceso legislativo al ser aprobada por la mayoría
de las legislaturas estatales y, muy pronto, la promulgue el Ejecutivo
Federal. Por su origen plural y por su calidad ciudadana, esperamos que
esta reforma sea la base de futuras innovaciones que consoliden la
modernización del régimen político y la gobernabilidad democrática.

Acerca de Redacción