Melquíades Morales habla claro

0

El ex gobernador del Estado y ex embajador de México en Costa Rica, Melquíades Morales Flores, habló con un grupo de periodistas, tranquilo, relajado como pocas veces se le había visto. No eludió preguntas y para todas tuvo respuestas comedidas, claras y contundentes.

              Opinó sobre los aspirantes a la candidatura del PRI a la gubernatura del Estado, para las elecciones extraordinarias que están por llevarse a cabo: El aspirante más fogueado en importantes puestos públicos, el más experimentado, es el doctor Enrique Doger Guerrero; tal vez menos fogueado que el anterior, pero con experiencia, con trabajo importante dentro del sector público y producto de  la educación pública popular de nuestro país, es el ingeniero Alberto Jiménez Merino, egresado de Chapingo y habiendo sido rector de esa importante institución y autor de varios libros sobre investigación agropecuaria, no estaría mal.

                Habló de su relación afectuosa con el ingeniero Ricardo Urzúa y de su aprecio al licenciado Lorenzo Rivera, pero afirmó que tal vez les falte la  experiencia política y de gobierno, que en los tiempos actuales, son muy necesarias para atraer al electorado.

                  Dijo que el PRI, no solo no está muerto, sino que tiene muchas posibilidades de resurgir, pues pese a todo, el país lo necesita, tiene simpatía entre diversos sectores de la población, tiene estructura y organización que está un poco decaía, pero existe, como son las centrales obreras, la Confederación Nacional Campesina y otras que fueron su fuerza durante más de 80 años.

                  “Los priístas debemos superar nuestro pesimismo, nuestra falta de confianza y sobre todo, nuestras divisiones internas. Eso nos dará la fortaleza necesaria para resurgir como el ave Fénix.

                    “Morena es un partido que depende de un líder, que lo mueve todo. Que ha tenido una aceptación popular nunca antes vista, pero esa que ha sido su fortaleza, también puede ser su debilidad. Una organización política no puede ser dependiente de un solo hombre”

                   ¿Cree usted que el morenovallismo en Puebla, está muerto? Se le preguntó y su respuesta fue: absolutamente.

                   “El morenovallismo fue eso, una corriente política dependiente de un solo hombre, sin raíces en el estado, solo abarcó la capital de la entidad, pero nada tenía en la provincia, lo que sí tenía el avilacamachismo y por eso esa corriente se sostuvo después de que sus dirigentes habían muerto. En este caso, su jefe, su creador murió y ahí acaba todo”.

              ¿Cómo fue su relación con Moreno Valle? Fue la pregunta siguiente.

               “El fue mi secretario de Finanzas y tenía ambiciones de seguir en la carrera política, pero lo frenó el licenciado Mario Marín y entonces el agarró su camino, sin ninguna intervención mía, se fue al PAN y yo siempre he sido y seguiré siendo priísta. Mantuvimos una relación respetuosa, cordial, pero hasta ahí”.

              ¿Y cómo podrían resucitar al PRI?

                 “Bueno además de un programa de recomposición interna, nos ayudaría mucho que Morena siguiera teniendo equivocaciones y divisiones, porque eso desilusionaría a muchos de sus simpatizantes y si el actual presidente no cumple las promesas que hizo en campaña, que lo veo muy difícil, entonces el Revolucionario Institucional volvería a cobrar vida, porque tiene aceptación entre amplios sectores de la población, cuenta con políticos muy calificados, con cuadros formados para el servicio público, que podrían sustituir con ventaja a representantes populares y funcionarios que fracasaran en el desempeño de su trabajo.

                 “Los priístas debemos ver también nuestros defectos y deficiencias y tratar de corregirlos”.

                 ¿Tú aspirarías a la dirigencia nacional?

                  “¿Quién va a querer tener a un dirigente de 78 años? No, esta tarea es para personas más jóvenes. Si yo tuviera diez años menos, a la mejor le entraba, pero a mi edad ya no. Hay que ceder los espacios a la gente que está capacitada para ello, pero que tenga la edad adecuada para desempeñarlos con éxito.

                 Habló de su experiencia como embajador en Costa Rica, donde encontró médicos que estudiaron en la UAP, casados con poblanas.

                  Dijo que de cada diez costarricenses, siete tienen alguna relación con México. Muchos habitantes de ese país centroamericano, han visitado y les ha gustado mucho, Cancún.

                 También ellos están explotando mucho el turismo. Es un país muy bello, de gente amable, cariñosa, que destaca a nivel internacional, por su cuidado al medio ambiente.

                  Hay cerca de un millón de nicaragüenses, que trabajan allá como emigrantes y están llegando muchos venezolanos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.