México, primer país megadiverso que ratifica protocolo de Nagoya

0
12

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada, entregó a la ONU la ratificación de México al Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización al Convenio sobre la Biodiversidad Biológica.
México es el primer país megadiverso y el primer Estado de América Latina y el Caribe que ratifica el Protocolo, iniciativa propuesta por México en el marco de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en Johannesburgo, en 2002.
Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, agradeció a México liderear este esfuerzo y convertirse en la primera nación megadiversa que ratifica este Protocolo.
Por su parte, Elizabeth Thompson, Coordinadora Ejecutiva de la Conferencia de Desarrollo Sustentable Rio+20, destacó que México manda al mundo una señal de compromiso con la biodiversidad y será un ejemplo para que el resto de los países firmantes ratifiquen su postura.
El titular de la Semarnat indicó que el Protocolo dará certidumbre legal para el uso de los recursos genéticos a industriales, farmacéuticos, investigadores, comunidades indígenas y locales, al prevenir y establecer medidas que eviten la apropiación y uso ilegal de estos en el país.
Cabe recordar que el Protocolo de Nagoya fue aprobado por el Senado de la Republica el 15 de diciembre de 2011 y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 27 de enero de este año, fecha en que entró en vigor a nivel nacional.
Se estima que a mediano y largo plazo (2020) este esquema favorecerá el acceso de recursos provenientes de diversos fondos internacionales, como el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), para realizar proyectos como el desarrollo de capacidades, incremento de recursos financieros para los sectores involucrados y el uso de diversas herramientas de trabajo que garanticen su vigencia.
Al respecto, Elvira Quesada informó que el Proyecto GIZ (Fomento a la Integración Comercial Sostenible, Social y Ecológica en Centroamérica) otorgará seis millones de dólares para la implementación del Protocolo de Nagoya, y el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés) ha aprobado el proyecto para la asignación de recursos específicamente para este fin.
Señaló que el Protocolo asegura que los países originarios y proveedores de los recursos genéticos participen de manera justa y equitativa de los beneficios resultantes del uso de éstos; asimismo, ofrece a las comunidades indígenas la seguridad de que sus conocimientos tradicionales asociados a dichos recursos estarán protegidos.
La entrega del documento que ratifica la adhesión de México al Protocolo de Nagoya se realizó en la sede de la ONU, en presencia de Gabriele Goettsche-Wanli, Directora de la Sección de Tratados de Naciones Unidas; Mr. David Hutchinson, Asesor Legal de Naciones Unidas; Juanita Castanio, Directora de la Oficina del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Nueva York; Elizabeth Thompson, Coordinadora Ejecutiva de la Conferencia de Desarrollo Sustentable Rio+20.