Nuevo Gobierno debe apostarle a la educación superior y a mejorar los salarios: ASPABUAP

0
9


Una vez que fueron integradas las nuevas cámaras de Diputados y de Senadores, así como la definición del Tribunal Federal Electoral (TRIFE), con relación a los resultados de la elección Presidencial, que avala el triunfo de Enrique Peña Nieto como Presidente Electo de México, la ASPABUAP, junto con los demás sindicatos que integran la CONTU, demandaremos mayores recursos para las universidades públicas, así como salarios que estén por encima de la inflación.
Gustavo de la Peña Pirrón, dijo que durante el pasado 7º Congreso Nacional de Sindicatos Universitarios que se llevó a cabo en la Universidad de Guadalajara, se acordó iniciar un plan de acción, con el que se pretende entablar un diálogo directo con los diputados federales en la búsqueda de un mayor presupuesto a las universidades y mejores salarios y prestaciones a los trabajadores universitarios.
Mencionó que además de esto y de acuerdo a la propuesta de la ANUIES de crear una Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, los sindicatos universitarios ven con optimismo la posibilidad de que el nuevo gobierno federal que encabece Enrique Peña Nieto a partir del 1º de Diciembre, avale esta propuesta, ya que permitiría una independencia del sector, que le permitiría una mejor distribución de los recursos a las instituciones de la educación superior, además de contemplar los presupuestos multianuales.
El Secretario General convocó a los rectores, a los gobernadores y a los diputados locales y federales para sumarse a una gran alianza que permita hacer un frente común con el fin de exigir al Estado que las reformas estructurales, entre ellas la Reforma Laboral, garantice la estabilidad laboral de los mexicanos y el impulso a la educación superior y a la economía de sus trabajadores.
Reconoció que pese a los esfuerzos conjuntos, los recursos otorgados por la federación en ese sexenio que está por concluir fueron insuficientes, por lo que las medidas tomadas hasta hoy no garantizan que el país pueda lograr un desarrollo, principalmente el sector productivo.
Dijo que hoy México requiere de una mayor inversión educativa que permita en el futuro inmediato atender cada una de las necesidades que se tienen en las universidades públicas del país, las cuales se han visto marginadas por las políticas de Estado que se han aplicado en los últimos años.
Señaló que señaló que estas medidas restrictivas han provocado que las instituciones públicas de educación superior tengan que redoblar sus esfuerzos para atender, como es en el caso de la BUAP a más de 60 mil estudiantes y poco más de 8 mil trabajadores académicos y administrativos que diariamente hacen que la institución logre reconocimientos académicos por la calidad de sus programas.
Dijo que pese a la calidad a la que le han apostado las universidades públicas, no se ha visto reflejado en el subsidio que reciben año con año, el cual no sólo limita el avance en cuanto a la cobertura educativa, la cual apenas llaga al 30%, sino también en lo que se refiere al respaldo económico para los trabajadores universitarios, quienes se ven maniatados a políticas restrictivas con los topes salariales que impone la federación y que impide el desarrollo de los mexicanos.
De la Peña Pirrón insistió en que en los últimos años el Gobierno Federal ha mostrado falta de sensibilidad, ya que la educación superior en este sexenio ha quedado en segundo término, por lo que la promesa de llegar al 1% del PIB en inversión no se alcanzó.
En el ámbito laboral, dijo que las reformas no garantizan la estabilidad de los millones de trabajadores que han sido presas de las crisis económicas y de la violencia que se vive en el país.
Así que hoy el Presidente electo de México, así como los legisladores tendrán que cumplir con su promesa de aumentar al 1.5% del PIB el presupuesto a la educación superior; el 1% a la ciencia; aumentar la cobertura educativa y en mejorar los salarios de los trabajadores.
Deberán asumir que las universidades públicas son parte fundamental del desarrollo y estabilidad de la nación, por lo que es importante que se asignen los recursos suficientes que garanticen primero que nada que las universidades mantengan la calidad académica en beneficio de estudiantes y académicos sino que esta calidad se refleje también en los ingresos de los trabajadores universitarios.
Subrayó que actualmente los organismos gremiales de las universidades públicas no están de acuerdo en la manera en como el Gobierno Federal ha manejado la política social, sobre todo porque en aspectos fundamentales como la educación, la salud y el combate a la pobreza han sido dejados de lado.
Si bien es cierto que el país requiere de una atención y una fuerte inversión para atacar a la delincuencia organizada que ha llevado al país a un clima de caos, el rubro social en México es indispensable, y el cual no puede dejarse de lado, ya que en la medida que se construyan oportunidades de desarrollo para los millones de mexicanos, la delincuencia irá despareciendo.
Agregó que han pasado casi 6 años desde que el actual Gobierno Federal propuso transformar al Estado con iniciativas nuevas, acordes a las necesidades del país, sin embargo hasta hoy la Reforma Laboral y Hacendaria ha quedado en el limbo, ya que los cambios que se han gestado sólo han sido dirigidos para beneficiar a las grandes empresas, quedando en la deriva el bienestar laboral de los millones de mexicanos que no cuentan con una fuente de empleo segura, de acuerdo a las condiciones que se han establecido.
Esto implica que los trabajadores no sólo no tengan en la actualidad seguridad salarial, seguridad en sus prestaciones (seguro, pensiones y jubilaciones) sino «que estamos siendo sujetos a una política que sólo ha privilegiado a los grandes emporios y patrones, y que en esta nueva etapa tenemos la esperanza de que se atenderá el reclamo de la sociedad y en este caso delos trabajadores universitarios.
De la Peña Pirrón dijo que derivado de las Reformas Paramétricas a los Sistemas de Pensiones, el país ha tenido un ahorro de 240 mil millones de pesos, sin embargo estas reformas no pueden hacerse a costa de la buena voluntad de los trabajadores universitarios sino que debe haber una acción más decidida de los rectores, de los gobiernos estatales y federales, así como de los congresos locales y federales.
Subrayó el líder sindical que es importante que los sindicatos universitarios como la ASPABUAP, tomen conciencia de la importancia de este tema, aunque hay instituciones educativas como la BUAP que cuentan con un Fideicomiso que a la fecha es de 800 millones de pesos, derivado de las cuotas de trabajadores e institución, que podrá ser abierto hasta el 2013, de acuerdo al plazo de 10 años con que fue creado.
Insistió en que estas políticas publicas deben atacarse a fondo, con el fin de que no se afecte al país, por lo que hay toda la capacidad del nuevo gobierno Federal para asumir como parte de sus planes de desarrollo 2012-2018, la garantía de que en México se cuente con un sistema de jubilaciones y pensiones sólido, «y no sólo sea visto como un asunto que al que nadie quiere entrarle por que se le tiene miedo o simplemente se deje en el tintero o en el escritorio».