lunes , noviembre 23 2020

Obtiene PGJ orden de aprehensión contra presunto homicida de Thalía Martínez

Con base en las pruebas logradas a través de una minuciosa investigación realizada por la DGADAI, el Juez Tercero penal concedió el mandato en contra de Josué Isbael Mendoza Morales
Con base en las pruebas logradas a través de una minuciosa investigación realizada por la DGADAI, el Juez Tercero penal concedió el mandato en contra de Josué Isbael Mendoza Morales

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informa que con base en los elementos de prueba obtenidos a través de una minuciosa investigación que realizó la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGDADAI), este fin de semana el Juez Tercero de Defensa Social otorgó la orden de aprehensión en contra de Josué Isbael Mendoza Morales por su probable responsabilidad en el homicidio de la estudiante Thalía Martínez.

Con lo anterior, elementos de la DGADAI dieron cumplimiento al mandato judicial y se levanta el arraigo que sirvió para ampliar y fortalecer las indagatorias, por lo que el presunto homicida fue trasladado e ingresado al Centro de Reinserción Social de San Miguel, donde quedó a disposición del juzgador.

Como se recordará, Thalía Martínez Ramírez, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la  Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), fue vista por última vez con vida el día 14 de julio de 2011 cuando salió de su domicilio a las 7:30 horas para asistir a un examen en la universidad.

Con motivo de su desaparición se dio inicio a la constancia de hechos CH2879/2011/AESEX, en la Dirección de Atención a delitos contra la mujer, motivo por el cual se realizaron las diligencias necesarias para el esclarecimiento del hecho.

El día 22 de julio de 2011 se reporto el hallazgo de un cadáver en el kilómetro 11+800 de la autopista siglo XXI, el cual con el desahogo de los dictámenes periciales respectivos y los análisis de genética correspondientes, se logro establecer que pertenecía a quien en vida llevo el nombre de Thalía Martínez Ramírez, por lo que la investigación por desaparición de persona se convirtió en una investigación por el delito de homicidio.

A través de cinco líneas de investigación que fueron agotadas en su totalidad, la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGDADAI), logró esclarecer el homicidio de Thalía quien contaba con 22 años de edad.

Una meticulosa labor derivó en analizar el comportamiento de sujetos que estarían vinculados con los hechos, confirmando, luego de cerca de 120 diligencias de carácter ministerial realizadas,  la presunta responsabilidad de Josué Isbael Mendoza Morales, alias “El Cachorro”, de 26 años de edad y cuñado de la víctima.

Una vez que se agotaron diversas líneas de investigación por parte de la DGADAI, a través de la averiguación previa PGJP/DGADAI/AP01/2011, y por virtud de la existencia de diversos indicios claros cuyo análisis conjunto establecía la intervención del ahora probable responsable, el Ministerio Público ordeno su presentación a fin de que declarara en relación con los hechos.

Al ser interrogado, y una vez que le fueron mostrados los indicios incriminatorios, Josué Isbael describió con detalle la forma en que privo de la vida a Thalía Martínez Ramírez y proporciono información precisa para la localización de diversos elementos probatorios que permiten corroborar plenamente la confesión de dicho inculpado.

De acuerdo con ello, se estableció que los hechos acontecieron el 14 de julio de 2011, de la siguiente manera: Josué Isabel Mendoza Morales esperó a que su cuñada alrededor de las 07:30 horas saliera de su casa para asistir a un examen en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP, el individuo ofreció llevar a la víctima, ella aceptó dado que eso era común considerando que le quedaba de paso hacia el trabajo.

Mendoza Morales desvió la ruta e intentó abusar de su cuñada quien se resistió por lo que el sujeto la golpeó en repetidas ocasiones sofocándola además con un cable que presionó sobre su cuello hasta dejarla inconsciente, posteriormente ingresó a un motel en el que de nueva cuenta golpea a Thalía con una llave hasta privarla de la vida, atacándola sexualmente después.

Antes de llegar a la casa de la víctima, el presunto homicida compró dos bolsas de plástico en las que  metió el cuerpo ya sin vida escondiéndolo en la cajuela de su auto para que a la hora de la comida  acudiera a otro motel del que cortó cable de una televisión para amarrar el cuerpo y al salir del trabajo arrojarlo en las inmediaciones del Km. 11+800 de la vía Atlixcáyotl, sitio en el que fue hallado el 22 de julio del 2011.

Cabe recordar que el 12 de febrero del año en curso, fecha en que se dio a conocer el esclarecimiento del caso, el procurador de justicia, Víctor Antonio Carrancá Bourget, subrayó que toda vez que la víctima mantenía una relación de noviazgo con el hijo de una comandante de la Policía Ministerial, y a fin de evitar la intervención en las investigaciones de dicha persona, ordenó, previo acuerdo con la familia de la desaparecida, que la investigación correspondiente fuera asumida por la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto a pesar de no existir evidencias de que se tratara de un secuestro.

Con la obtención de la orden de aprehensión en contra de Josué Isbael Mendoza Morales, la Procuraduría de Justicia y la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto reafirman el compromiso de efectuar investigaciones profesionales como ésta, que permitió allegarse de elementos probatorios sólidos mismos que fueron aportados a la autoridad judicial para sustentar las acusaciones y lograr el mandato de detención contra el probable homicida.

 

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.