Reprueba la CNC sexto informe sobre el campo de FCH

0
131

La Confederación Nacional Campesina reprobó hoy el sexto informe presidencial con respeto al campo y se pronunció porque a partir del primero de diciembre que inicia el gobierno de Enrique Peña Nieto, se proceda a la creación de un Gabinete Agropecuario y que, a fin de alcanzar la seguridad alimentaria, se pongan en práctica programas emergentes de producción para todos los granos básicos, carnes, leche, huevo y pescado.

Gerardo Sánchez García, presidente de la CNC, destacó además la necesidad de que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) pase a formar parte del Gabinete Económico, ya que del inicio del actual sexenio a la fecha el incremento de los precios de los alimentos ha sido mayor al 100 por ciento en términos reales, tendencia que, indican los analistas, se habrá de mantener por lo menos durante los próximos 15 años.
El senador por el estado de Guanajuato precisó que lo anterior forma parte de los propuestas del reciente congreso cenecista donde se aseguró que México se ubica entre los cinco países más afectados del mundo por el cambio climático, pues sólo en 2011 más de la mitad del territorio nacional se vio afectado por la severidad de sequías, heladas e inundaciones, lo que ha repercutido en la carestía de los principales productos básicos.
Para el líder de la CNC, estas contingencias han evidenciado la fragilidad y el hambre en las zonas indígenas y campesinas, así como al propio gobierno federal que no ha sabido o no ha querido enfrentarlas, lo que confirma un gobierno panista que ha mantenido al campo en el olvido, de ahí que no se acepte el supuesto paraíso agrícola que se dibuja en el último informe.
Gerardo Sánchez García consideró «muy grave» la situación de la mayoría de las familias del país por el incesante aumento de precios que, si bien en el caso del huevo que se ha encarecido en algunas regiones hasta en 200 por ciento obedece más que nada a la gripe aviar, son impulsados por el alza al gas doméstico, a las tarifas eléctricas, la gasolina y el diesel agropecuario.
Pero sobre todo, aseguró, a la especulación que no ha podido ser controlada por la ineficiencia del gobierno federal, y prueba de ello es que en el 2006 los hogares mexicanos más pobres destinaban el 70 por ciento de sus ingresos al consumo de alimentos y ya para el 2008 el porcentaje subió al 90 por ciento, lo que deja muy poco para que cubran sus necesidades de salud, vestido, calzado, vivienda y transporte.
Sánchez García indicó que un acuerdo general del congreso cenecista es que no existe seguridad alimentaria en México y que por eso es que ha transcurrido un año de que el Derecho a la Alimentación es un mandato constitucional que no se cumple, de ahí que el próximo Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ya se comprometió a incluir en sus grandes reformas estructurales la soberanía alimentaria nacional.