jueves , octubre 22 2020

Retirar y poner lajas ¿proyecto del Centro Histórico de Puebla?

Por la riqueza arquitectónica y cultural en 1979 la UNESCO le otorgó a la Ciudad de Puebla el título de  Patrimonio  Cultural de la Humanidad. Esto es un reconocimiento que pocas ciudad tienen en México. ¿Cómo los poblanos y sus gobierno cuidan este patrimonio? Pues ahí lo vemos todos los días.

No es invento, es evidente,   la zona monumental de la  Ciudad de Puebla se está perdiendo a pasos acelerados, si no se toman medidas de rescates y preservación, quizás en menos de treinta años ya no haya nada que proteger porque  ya no habrá nada.

Los que los poblanos y sus autoridades han hecho por la zona monumental ha sido retirar y colocar lajas en las calles del Centro Histórico, ¿ y esos para qué sirve? ¿con quitar y poner lajas se protege la zona monumental de Puebla? Esto es lo que hemos  visto en cada uno de  los gobiernos municipales, gobiernos priistas y panistas  eso han hecho, hoy el gobierno morenista sigue con la misma costumbre, este último le agregó los famosos bolardos, los que hasta ahora son sólo estorbos a la circulación.

La zona monumental de la  Ciudad de Puebla, catalogada como Patrimonio Cultural de la Humanidad no necesita cambio de lajas en cada administración municipal, lo que necesita es un proyecto integral de rescate y conservación.

Los poblanos y sus gobiernos tienen con qué hacer ese recate. Tienen universidades,  instituciones, investigadores, gente muy capaz para proteger esa riqueza que se está perdiendo en forma acelerada.

Hasta hoy ningún gobierno estatal y municipal ha propuesto un proyecto integral para rescatar y proteger toda esa riqueza cultural y arquitectónica, se han dedicado a retirar y colocar adoquines, lajas, a pintar algunas fachadas, pero nada más.

No se ha hecho un diagnóstico sobre la situación del Centro Histórico y sus monumentos, no se sabe en qué estado se encuentra cada  uno de ellos, no se ha hablado de acciones para su rescate.

Nadie sabe, pero es muy probable que de los aproximadamente dos mil 800 monumentos, más del  50 por ciento están muy deteriorados, muchos están a punto de caerse, los recientes sismos los han dañado más.

No se sabe qué acciones está tomando el gobierno del estado y el municipal, pero lo cierto es que muchos monumentos son usados como bodegas, otros en forma oculta  están  siendo demolidos, están quedando sólo las fachadas, algunos han sido convertidos en hoteles y comercios. La aniquilación del Cetro Histórico está en marcha,  y nadie dice nada, nadie alerta nada, es una destrucción hormiga pero constante.

¿Y el Instituto Nacional de  Antropología e Historia, que fue creado para proteger el patrimonio  histórico, dónde está? Pues quien sabe dónde está porque no se le ve por ninguna parte, lo cierto es que está tolerando el fin de la zona monumental de Puebla.

Sin embargo, aún estamos a tiempo de rescatar esta riqueza, aún se puede poner en marcha un gran proyecto integral del Centro Histórico que contemple todo, absolutamente todo.

El Centro Histórico de Puebla  puede convertirse en  un ejemplo nacional y mundial, los poblanos y los gobiernos pueden lograrlo uniendo voluntades y esfuerzos.

¿Cómo sería el Centro Histórico rescatado?  Sería el rescate del perímetro de algunos  kilómetros cuadrados en donde lo que más destaque sea el rescate de cada uno de los monumentos que quedan, todos rehabilitados o reconstruidos. Calles adoquinadas, empedradas o con laja, como haya sido originalmente,  red  subterránea de energía  eléctrica y telefónica, cambio total de la red de drenaje  y agua potable,  sistema de transporte eléctrico, restringir el uso del auto,  rescate del río San Francisco que pasa por el bulevard  5 de Mayo, vigilancia permanente. El Centro Histórico integrado por la zona comercial,  educativa, de salud, hotelera y de vivienda, uso de energía solar, ampliación de áreas verdes, de parques y jardines, prohibición al  comercio ambulante.

Un Centro Histórico así sería muy atractivo  y un ejemplo nacional y mundial de cómo se protege y se da vida a una zona monumental.

Por supuesto, los que saben son los expertos, los estudiosos, los investigadores, los académicos,  los urbanistas, queremos escucharlos, pero no sólo eso, queremos que se integre  ya un proyecto  integral de rescate del Centro Histórico de Puebla.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.