viernes , junio 5 2020

“Vino para ser médico, miren cómo me lo llevo”: padres de estudiantes

“Mi hijo salió de Xalapa (Veracruz) con la ilusión de ser médico y miren cómo me lo llevo”, fueron las palabras del papá de Francisco Javier Tirado Márquez al salir del Servicio Médico Forense (Semefo) con el cuerpo de su hijo, el estudiante de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) que fue asesinado junto con otros dos estudiantes y un conductor de UBER en Huejotzingo.

El cuerpo del joven de 22 años de edad fue el primero en ser entregado a sus familiares. Salió de las instalaciones del Semefo pasadas las 09:00 horas. Su padre apenas y pudo decir unas palabras y su mamá, no daba crédito a lo ocurrido y apenas y podía sostenerse.

Después llegaron los familiares de José Emmanuel Vita Castillo, el conductor de UBER que también fue ejecutado. Sin embargo, después de reconocer el cuerpo fueron enviados a la Fiscalía General del Estado para realizar los trámites correspondientes y el cuerpo del joven de 29 años de edad pudiera ser entregado.

Más tarde arribaron los familiares de Ximena Quijano Hernández, la colombiana estudiante de Medicina que se encontraba de intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Sin bajarse del auto en que llegaron, personal del Semefo le mostró a los padres de la joven unas fotografías y tras reconocerla como su hija, también fueron enviados a realizar la documentación necesaria.

Aproximadamente a las 13:00 horas, los familiares de Ximena regresaron al SEMEFO y el cuerpo de la joven de estudiante ni el del conductor de UBER habían sido entregados, pese a que se suponía les darían todas las facilidades.

Ximena, de 25 años, y José Antonio, de 22 años, estudiantes colombianos de medicina, estaban de intercambio en Puebla. Fueron asesinados junto con Francisco, de 22, después de tomar un Uber en Puebla.

Colombia pidió a las autoridades mexicanas que la investigación por el asesinato de los estudiantes universitarios no quede impune. El Consulado de ese país solicitó a México mantener informados al los representantes del país sudamericano sobre los avances en la investigación.

Colombia pidió a las autoridades mexicanas que la investigación por el asesinato de los estudiantes universitarios no quede impune.

El Consulado de la República de Colombia en México envío un llamado para que las autoridades mexicanas informen a los representantes del país sudamericano sobre los avances en la investigación.

Medios de comunicación en Colombia como la televisora Caracol, el diario El Tiempo y Semana han dado amplia cobertura a la muerte de los dos estudiantes colombianos originarios de Bogota, José Antonio Parada Cerpa y Ximena Quijano Hernández, así como Francisco Javier Tirado Márquez, de Xalapa, Veracruz y del chofer de UBER, Josué Emmanuel Vital.

Los padres y familiares de ambos jóvenes bogotanos han dado más detalles de lo que sabían sobre su desaparición. Incluso José Antonio mandó a su familia videos del Carnaval de Huejotzingo en donde se podía ver junto a sus amigos divirtiéndose y se mantuvo en comunicación en todo momento.

Iban a salvar vidas y se las quitaron, dijeron los padres de Ximena entrevistados esperando al avión para salir a México, como informó la televisora Caracol, de Colombia.

“Coti” como llamaban los tíos de José Antonio, fue definido en los medios de Colombia como un muchacho “muy juicioso”, ordenado, que jamás perdió un año en el colegio y tampoco perdió un semestre de la Universidad.

Los compañeros de los estudiantes de Unisanitas, la escuela de Ciencias de la Salud de la que originalmente realizaron el intercambio con la Upaep, también se encuentran en shock. El alumnado ha enviado sus condolencias y también a través de un comunicado la fundación de la que depende esta universidad y la Clínica Universidad Colombia, confirmaron que personal ha acompañado a los padres de familia para reclamar los cuerpos.

Como Central informó, hasta el momento se analiza como principal línea de investigación el robo del automóvil aunque han surgido más versiones como la de una posible riña durante el carnaval.

Esta mañana estudiantes de la BUAP, de donde era alumno Francisco Javier Tirado Márquez, realizaron una fuerte manifestación hasta Casa Aguayo, sede del gobierno del estado de Puebla en donde fueron atendidos por David Méndez Márquez, Secretario de Gobernación. También se unieron un grupo de 30 vehículos de la plataforma Uber y Didi que se manifestaron también para exigir mayor seguridad.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.