Cáncer cérvico uterino con tendencia a la baja respecto del de mama

0
13

A nivel mundial el cáncer de mama es el tumor más frecuente que afecta a la mujer y representa la segunda causa de muerte en las mayores de 40 años, señaló la gineco-oncóloga Verónica Gutiérrez, posgraduada en la Universidad Complutense de Madrid, quien hizo un llamado a identificar a tiempo este padecimiento.

Al participar en la conferencia “Cáncer de mama y cérvico uterino. Procesos de duelo”, con motivo del Día Internacional de la Salud de la Mujer, la especialista de la Clínica de mama del Hospital Universitario de Puebla (HUP), informó que cada día mueren doce mujeres en el mundo debido a este mal, curable si es detectado oportunamente.

En la actualidad,  mientras que el cáncer cérvico uterino muestra una tendencia a la baja, el de mama por el contrario, va a la alta, según el jefe de Oncología del HUP, José Luis Gutiérrez Herrera, quien precisó que lamentablemente cuatro de cada diez mujeres a quienes se les diagnostica cáncer de mama llegan al hospital en estado avanzado de la enfermedad.

La gineco-oncóloga Verónica Gutiérrez puntualizó que entre los factores de riesgo de cáncer de mama se encuentran los antecedentes oncológicos y la llamada ventana estrogénica amplia (medible desde la primera menstruación hasta la menopausia), los cuales están fuera de control de cada mujer. Existen, sin embargo, otros factores de riesgo que sí pueden evitarse como son tabaquismo, sobrepeso-obesidad, embarazo tardío (después de los 35 años), no dar lactancia al bebé, exposición excesiva a radiaciones como mastografía, alcoholismo y mala alimentación.

Los especialistas José Luis Gutiérrez y Verónica Gutiérrez convocaron a las mujeres a fomentar una cultura de la prevención, a través de la visita periódica al médico y de la autoexploración.

Por su parte, la psicóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social, Gabriela Méndez Ramírez, comentó que el diagnóstico de cáncer desencadena problemas emocionales en la familia, como la destrucción del núcleo familiar,  duelo, depresión  e incluso tendencias suicidas.

Ante ello, también hizo una invitación a mujeres y familias que viven una situación de diagnóstico de cáncer para que acudan al psicólogo o terapeuta, quienes disponen de diversas herramientas para el tratamiento psicológico.

“Todos los duelos no resueltos enferman más el cuerpo, porque todas las  emociones mal canalizadas afectan más”, consideró.

La ponencia “Cáncer de mama y cérvico uterino. Procesos de duelo” fue impartida por los especialistas Verónica Gutiérrez, José Luis Gutiérrez Herrera y Gabriela Méndez Ramírez, y fue organizada por la Coordinación de Liderazgo Universitario de la BUAP.