domingo , enero 17 2021

Conaculta abre Paralibros en centros de readaptación, en apoyo a la reconstrucción del tejido social

En un esfuerzo por contribuir al fortalecimiento del tejido social, mediante el fomento del libro y la lectura en comunidades en reclusión, la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, a través de su Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL), inaugurará este 24 de agosto un Paralibros en el Parque de Educación Vial del área de Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de San Juan del Río, Querétaro, con el apoyo del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes.
Con la apertura de este espacio, suman ya tres Paralibros instalados en espacios de educación cívica y centros de apoyo a la rehabilitación de jóvenes en conflicto con la ley. En diciembre de 2011 fue abierto uno en la Comunidad para el Desarrollo de Adolescentes (CDA) de la delegación Tlalpan, en el Distrito Federal, y en julio de 2012, otro más en el Reclusorio Preventivo de Guadalajara, ubicado en la zona penitenciaria de Puente Grande, Jalisco.
Los Paralibros son una de las variantes de las Salas de Lectura. Se instalan en espacios públicos como plazas, centros culturales y lugares donde el acceso al libro es limitado: albergues, asilos y reclusorios. A la fecha se han instalado 237 de estos módulos alrededor de la República mexicana.
El objetivo del Programa Paralibros, implementado por la DGP del Conaculta con el apoyo de las secretarías e institutos de cultura estatales, es instalar 320 espacios de este tipo para promover la lectura en todo el país. Los Paralibros son estructuras que simulan un parabús y están habilitados con un acervo de 365 libros de temas diversos dirigidos a niños, jóvenes y adultos. Cada día del año se puede elegir un título diferente.
Para realizar actividades de fomento de la lectura en estos espacios se requiere de mediadores con una gran actitud para promover la lectura. Policías, maestros y guías que atienden en dichos centros de atención para jóvenes, son capacitados por el Conaculta en talleres especiales de formación, operación, gestión, promoción y difusión de la lectura.
Los talleres están basados en el Diplomado de Profesionalización para Mediadores de Lectura, diseñado por el Conaculta a través del Programa Nacional de Salas de Lectura y la Universidad Autónoma Metropolitana.
Este esfuerzo académico es resultado de 17 años de experiencia de las Salas de Lectura, modelo de promoción del libro reconocido por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) para reproducirse en Latinoamérica.
Cualquier persona puede acercarse a los Paralibros, los cuales brindan servicio gratuito para disfrutar de una selecta colección de lo mejor de la literatura nacional y universal de todos los tiempos.
Además de ofrecer el servicio de préstamo a domicilio, existen otras actividades relacionadas con el libro que se llevan a cabo en estos módulos: lectura en voz alta, círculos de lectura, cuentacuentos, entre muchas más, abiertas a todo público de manera gratuita.

 

Acerca de Redacción