Conaculta y ediciones SM entregan los premios El Barco de Vapor y Gran Angular

0

premio_sm_RMM_4029-b

Nuria Santiago Rodríguez y Tamar Cohen Abadi recibieron de las autoridades de la Fundación SM y de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), los premios de literatura infantil y juvenil El Barco de Vapor y Gran Angular por sus obras Olivia, el bosque y las estrellas y El año terrible, respectivamente.

En el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, se realizó la XX entrega de los premios otorgados por el Conaculta, Fundación SM y Ediciones SM, donde Julio Trujillo, director editorial de la DGP, se felicitó por formar parte de la convocatoria para los reconocimientos El Barco de Vapor y Gran Angular, e indicó que la asociación con SM cumple varios objetivos: fomentar la lectura, respaldar a la industria editorial siendo una labor de coedición, y apoyar a autores e ilustradores.

Aseguró que el Conaculta, a través de la DGP, seguirá apoyando a la Fundación SM en la entrega de estos premios y se sumó a las felicitaciones por los 20 años de los mismos. “Felicitó a todos los ganadores que estos años han nutrido un catálogo ya indispensable para la literatura infantil y juvenil en español”, apuntó.

Por su parte, Elisa Bonilla Rius, directora de Fundación SM, consideró un honor compartir esta convocatoria con el Conaculta, así como el compromiso por la difusión de la literatura infantil y juvenil. “Valoramos la alianza que tenemos desde 1996 para promover la creación literaria de calidad destinada a los niños y jóvenes mexicanos y que se cristaliza en la entrega de los premios El Barco de Vapor y Gran Angular”.

Dijo que la diversidad de autores que han participado en las convocatorias enriquecen los catálogos de ediciones SM en los nueve países donde está presente la editorial, lo cual ha hecho posible la construcción de una red de los mejores escritores iberoamericanos de libros para niños y jóvenes.

“Si bien la literatura infantil y juvenil que producimos hoy día es diferente en varios aspectos, ofrece a niños y jóvenes los mejores textos que se escriben para ellos en cualquier lugar del mundo. […] La literatura que se produce con estos premios contribuye a la creación de una infancia feliz, comprensiva y cercana a los demás”, puntualizó.

Obras ganadoras

 

Un estímulo económico de 150 mil pesos y la publicación de su obra, fueron los premios a los que se hicieron acreedoras Nuria Santiago Rodríguez y Tamar Cohen Abadi por sus obras Olivia, el bosque y las estrellas, y El año terrible, respectivamente.

El jurado, integrado por Ana Aranzena, Francisco Hinojosa, Paola Morán, Ignacio Padilla y Eva Janovitz, declaró como ganadora del Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor a Nuria Santiago Rodríguez por su obra Olivia, el bosque y las estrellas, al presentar “un emotivo, solidario y elegante tratamiento de un aspecto complejo de la realidad mexicana, por la calidad de la prosa y la variedad de las escenas y los personajes, y por la novedad de la voz narrativa”.

Nuria Santiago, quien es maestra de primaria y da clases a niños de 6 años, compartió en una rápida charla con la periodista y conductora Laura García, que la historia protagonizada por una niña de nombre Olivia, quien sólo recuerda que una mañana desapareció su papá, justo después de alzar la voz en contra de los taladores de árboles; está basada en una historia del pueblo de Michoacán.

Consideró emocionante saber que su obra va a tener eco y será compartida y leída por otras personas e indicó que su principal mensaje es: juntos hacemos más.

“Lo que más me entusiasma del premio es que el libro ya no me pertenece, ahora es leerlo para todos los niños, ver cómo lo reciben y que me digan si gusta o no, eso me emociona, a lo mejor el libro es una ventanita para iniciar un diálogo en las casas”, expresó Nuria Santiago.

En tanto, Tamar Cohen Abadi fue declarada ganadora del Premio de Literatura Juvenil Gran Angular, con El año terrible, por “mostrar la situación desoladora de un personaje con un mínimo de recursos textuales, según asentó en el acta el jurado, compuesto por Olga Correa, Alberto Chimal, Roxanna Erdman, Jesús Heredia y Maia F. Miret.

El año terrible “aborda con franqueza, lejos del melodrama y el sentimentalismo, las relaciones, dificultades y padecimientos de una adolescente. Muestra una narrativa ágil y un personaje bien situado en su contexto. El personaje femenino, Dana, ofrece una visión directa y poco común en el ámbito de la literatura juvenil sobre la sexualidad y la enfermedad mental”, escribió en su acta el jurado.

Tamar Cohen se puso en los zapatos de una quinceañera para crear un personaje ácido y divertido con el cual los jóvenes encontrarán numerosas similitudes; la autora compartió que escribió esta historia al plasmar lo que estaba viviendo. “Pretendo que los niños se sientan identificados con el personaje de Dana, se vean reflejados ahí, ya sea que tengan depresión o no”.

Para la joven autora la publicación del libro es un aliciente y empuje para seguir escribiendo. “Poderlo ver, tocarlo y saber que puede llegar a muchos lectores es una satisfacción enorme”, señaló.

El Premio Barco de Vapor es convocado anualmente en Argentina, Brasil, Chile, España, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y México; el Premio Gran Angular en México y España.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.