lunes , agosto 3 2020

Desata ansiedades empresariales enorme potencial de litio en México

Un megafilón de litio en México, mineral básico para la tecnología de punta, desata ansiedad en empresas internacionales deseosas de intervenir en la extracción de lo que ya es el energético por excelencia del futuro.

El descubrimiento del litio, que provocó furor en Bolivia y está en la raíz del golpe auspiciado por Estados Unidos al gobierno plurinacional de Evo Morales, hizo irrupción de forma atronadora en la economía mexicana donde hay muchas condiciones para desarrollar esa industria.

La información prevaleciente es que México posee el mayor depósito en desarrollo del mundo y deja atrás a Bolivia que era considerado hasta ahora el de mayor potencial.

Esto avivó el interés inmediato de más de una decena de empresas mundiales las cuales coinciden con científicos en que el litio se convierte en la base del desarrollo energético del futuro y revolucionará la industria automotriz que dejará de usar petróleo.

En consecuencia, el litio impulsa ya la tecnología para obtener energía solar por las cualidades acumulativas del mineral y las enormes posibilidades en el campo de las baterías para todo uso.

Según el Sistema Integral sobre Economía Minera del Servicio Geológico Mexicano (Sinem), hasta la fecha son 12 compañías de capital extranjero que operan u operaron proyectos mineros relacionados con litio en México, la mayoría en etapa de exploración.

Las informaciones de prensa ubican los mayores yacimientos de litio en la región limítrofe entre Chihuahua y Sonora, y ese solo proyecto en desarrollo puede convertir al país en uno de los mayores productores del mundo.

Esas fuentes indican que el estatus de cada uno de los proyectos es distinto. El de Bacanora Minerals es el más relevante, y comenzará a rendir frutos en 2022, para colocar a México como uno de los mayores productores mundiales de este mineral.

El Proyecto de Litio Sonora -una de las peores regiones por el dominio de los cárteles del crimen organizado- dejará ganancias totales por aproximadamente mil 200 millones de dólares antes de impuestos en su primera etapa.

También en Sonora, muy cerca del yacimiento que explotará la canadiense Bacanora, otra empresa de ese país, Infinite Lithium, y una australiana, Lithium Australia, poseen el Proyecto Electra, con tres concesiones de terrenos en Tule, Tecolote y Agua Fría.

En San Luis Potosí-Zacatecas, la mexicana Litiomex y la española Sutti Mining tienen un proyecto denominado Salinas Lagoon, el cual se estima contiene 8 millones de toneladas de litio.

También en Baja California existe un proyecto en exploración denominado El Salar del Diablo, el cual está en manos de la canadiense One World Lithium, y se encuentra en la tercera etapa de perforación.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.