miércoles , noviembre 25 2020

Efiteatro, estimulo fiscal que permite que la comunidad teatral sea mucho más autogestiva: Andrea Salmerón

El teatro vive un momento de gran capacidad creativa en México, pero también de apoyo y reconocimiento, como lo demuestra el apoyo conocido como Efiteatro 226 Bis.

Se trata del estímulo fiscal otorgado a los contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que aporten a proyectos de teatro nacional autorizados por un Comité Interinstitucional; consiste en un crédito fiscal aplicable en los pagos provisionales y/o en la declaración anual del aportante.

En el marco del Día Mundial del Teatro, a celebrarse el 27 de marzo, varios integrantes de la comunidad teatral, cuyos montajes han sido beneficiados, comparten con Conaculta los beneficios de esta iniciativa a un año de su entrada en vigor.

“Este estímulo fiscal permite que la comunidad teatral sea mucho más autogestiva, se trata de que dejemos de depender tanto de las instituciones y aprendamos a gestionar nuestros recursos y que más que ser sólo actor, director o diseñador, podamos todos volvernos gestores culturales”, expresó Andrea Salmerón, productora ejecutiva de Traición, puesta en escena beneficiaria de Efiteatro que actualmente se presenta en el Centro Cultural Helénico del Conaculta.

Daniel Pastor, también productor de Traición, mencionó que con el Efiteatro se borran las líneas entre el teatro experimental o cultural subvencionado por el estado y el teatro completamente comercial enfocado más al entretenimiento al abrir una tercera vía a montajes que compiten en calidad.

Salmerón agregó que el estímulo fiscal llega en un momento propicio para compañías y grupos de teatro, por lo que es fundamental estar informados y conocer adecuadamente sus mecanismos de operación.

“La gente de teatro tenemos que cuidar al Efiteatro para que no se vuelva una máquina de hacer dinero de los empresarios, es decir, que no nos quiten nuestra taquilla y que los beneficiarios seamos al final la comunidad teatral. Es importante que los contribuyentes entiendan que no es para que hagan negocio sino que es un impuesto que de todos modos ellos tienen que pagar. Esto es para que finalmente la gente de teatro pueda ser autogestiva, independiente y pueda tener continuidad en sus proyectos de largo aliento”.

Por su parte, Luis de Tavira, director de la obra La expulsión, también apoyada por el Efiteatro, celebró la iniciativa a favor de la producción de teatro que permitirá su consolidación y alcance social.

“Esto habla de que empieza a despertarse una conciencia en los legisladores de su papel para el beneficio social que entraña la cultura, pero también esperemos que implique un despertar a la conciencia de la prioridad que la acción cultural tiene en el proyecto nacional”.

Para la dramaturga, productora y actriz Claudia Cervantes, el Efiteatro representó la oportunidad de llevar a escena su ópera prima Soltera pero no sola al Foro la Gruta del Centro Cultural Helénico del Conaculta y otros espacios del Distrito Federal.

“Es difícil enfrentarse a personas que no ven el teatro como negocio, pero una vez que hay una puerta en donde los empresarios te pueden apoyar con sus impuestos, porque el gobierno abrió esa posibilidad,  se fomenta la cultura y el patrimonio de nuestro país con obras mexicanas que reflejan lo que somos”.

Consideró que el estímulo fiscal permitirá que más compañías presenten su trabajo y den a conocer nuevas propuestas sin preocuparse por recuperar la inversión, ya que si se vive sólo de la taquilla, en ocasiones los montajes permanecen poco tiempo en cartelera a pesar de su calidad.

Actualmente, el periodo de recepción de solicitudes para la aplicación al Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Teatral Nacional (Efiteatro) para el ejercicio fiscal 2012 estará abierto hasta el próximo 30 de abril.

Acerca de Redacción