viernes , diciembre 4 2020

El atraso del país no es culpa de los trabajadores sino de las malas políticas públicas: GQT

Gabriel Quadri de la Torre, candidato a la Presidencia de la República por Nueva Alianza, se reunió con la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (FEDESSP), donde aseveró que los atrasos que vive el país en muchas áreas son resultado de la incapacidad de los gobiernos, de su ineficacia e ineficiencia, no culpa de los trabajadores.
Expuso que no es legítimo responsabilizar a algunas organizaciones gremiales de las lacras que han plagado a los gobiernos por su incapacidad de diseñar políticas públicas y tomar decisiones con determinación.
Demandó una reforma laboral que incluya derecho de huelga y libertad sindical para los trabajadores al servicio del Estado, así como suprimir las Juntas de Conciliación y Arbitraje y eliminar el apartado “B” del Artículo 123 constitucional. Y agregó: “Queremos igualar los derechos de todos los trabajadores, independientemente del sector en el que se encuentren, sea privado o público”.
Ante aproximadamente mil 500 sindicalizados, el abanderado aliancista afirmó que una de las grandes responsabilidades de los servidores públicos es crear bienes públicos de calidad.
Quadri de la Torre se congratuló por la existencia de la FEDESSP, porque el sindicalismo democrático es una de las piedras fundacionales de una sociedad mexicana mucho más activa, más participativa “y que va a sacar al país de la mediocridad en la que está sumido”.
Al respecto, dijo que un gobierno eficaz necesita interlocutores también eficaces, que sean representativos de los intereses de los trabajadores, pero que sean representativos de las demandas de la población.
El maestro Quadri hizo hincapié en que las reformas no se pueden llevar a la realidad si no se instrumentan con el concurso de los trabajadores y con sus organizaciones democráticas. “Es fundamental cambiar la percepción de la palabra burocracia –manifestó-, ya que representa el capital humano que está a cargo de la maquinaria del Estado”. Aunque también aclaró que los servidores públicos deben participar en la toma de decisiones y contribuir con las buenas políticas públicas.
Opinó que es fundamental la visión moderna y actualizada del sindicalismo, para tener una nueva alianza entre el sindicalismo moderno y democrático y la ciudadanía. Por ello afirmó que es importante que los ciudadanos se sientan aliados de los trabajadores que están en el gobierno, para tener una sociedad civil sólida, fuerte y representativa.
Acompañado por el presidente de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, el candidato presidencial por este partido dijo que la FEDESSP, con sus más de un millón 600 mil agremiados, representan una enorme fuerza social y política, que debe estar al servicio de los mejores intereses del país.
A nombre de los sindicalizados habló el presidente de la FEDESSP, Bernardo Quezada Salas, quien demandó no culpar a los trabajadores del Estado de las malas políticas públicas y expresó el apoyo de los 44 sindicatos que se agrupan la Federación, para el proyecto de cambio que representa el candidato presidencial de Nueva Alianza Gabriel Quadri.

Acerca de Redacción