martes , enero 19 2021

El blues de José Cruz: Del mítico Rockotitlán al catálogo de rock de la Fonoteca Nacional del Conaculta

A José Cruz la fuerza de su espíritu lo ha llevado a aferrarse a la vida, su música se ha consagrado como un clásico dentro del rock y el blues nacional, los avatares lo han enfrentado a sus abismos y ha salido avante para dar una lección de vida.

El líder y fundador del grupo Real de Catorce será el invitado de honor en la sesión de escucha dirigida «Iconos del rock mexicano (1980-2010)», del lunes 27 de agosto, a las 19:00 horas, en la Fonoteca Nacional del Conaculta, espacio dedicado a una de las agrupaciones más emblemáticas del blues en México.
Por iniciativa de Álvaro Hegewisch, director general de la Fonoteca Nacional, se ingresará al acervo sonoro de la institución las grabaciones de rock mexicano del periodo que abarca de finales del siglo XX y principios del XXI, preservando discos fuera de catálogo, difíciles de conseguir o editados en tirajes limitados de bandas como La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, Real de Catorce, Café Tacvba, el TRI, Cecilia Toussaint, Caifanes y Jaime López, entre otros.
Al frente de Ricardo Bravo, la sesión de escucha dirigida trazará de manera sonora los inicios de la agrupación que ha marcado un antes y un después en el blues, logrando que canciones como Azul se consagren como clásicos.
El mítico Rockotitlán fue el escenario que vio nacer a Real de Catorce en 1985, banda que inició su narrativa sonora por el terreno independiente y que gracias a José Cruz alcanzó el sello característico de un blues sensual y a la vez poético a través de temas como El ángel, Al rojo de la tarde, Mujer liviana, No soy el hombre de tu vida, Vacía y Dramas para piano y violín, entre otros más.
José Cruz Camargo Zurita, a quien desde 2005 le fue detectada esclerosis múltiple, dará a conocer su más reciente disco titulado Una razón para vivir, título que alude a su titánica lucha contra esta enfermedad crónica degenerativa que lo consume.
«Para mí es muy importante seguir activo, pese a la enfermedad, me ilusiono mucho, tengo contacto con el público, principalmente con los músicos con los que estoy tocando ahora que son el nuevo Real de Catorce, integrado por jóvenes, me siento agradecido con la vida porque tengo esta oportunidad de volver a los escenarios, esto se lo debo a mucha gente, a la Red de Apoyo a José Cruz, a la gente que más quiero», destacó el cantautor.
Pese a los momentos difíciles que ha pasado por esta enfermedad, la cual no tiene cura, José Cruz se dice muy animado por regresar a los escenarios con dos discos: Lección de vida, que grabó como solista, y Una razón para vivir, que será presentado oficialmente en la Fonoteca Nacional.
«El hecho de planificar este disco da nueva vida a mi carrera de músico, me despertó mucho ánimo, componer canciones nuevas, porque todas son inéditas, es un disco doble con 16 canciones, componerlas para mí fue una experiencia de mucha vida», expuso Cruz.
Aunque su condición física no es la mejor, en lo anímico, el cantautor dice estar en forma gracias a la música y a los nuevos Real de Catorce. «Para mí fue una suerte de auto rescate de mi propia vitalidad, de un encuentro con mi yo artístico y mi yo productivo porque mi próximo disco está por salir».
Para Cruz, en la actualidad, el blues se ha vuelto más comercial porque las personas que hacen blues en inglés en México, no entienden que es un legado que se puede hacer en cualquier idioma, y no entienden que su esencia es la identidad, el idioma, su propio idioma.
Sin embargo, su lucha, más allá de su enfermedad, según Cruz, es por difundir este género entre las y los jóvenes, pues tiene esperanza.
«La esperanza es un patrimonio humano porque no pertenece a ninguna religión, sólo al ser humano, tengo mi propia fe, mi propia esperanza, la salud se va deteriorando, yo digo sí, continúo, hago lo posible por estar bien, con el regreso a los escenarios es estar vivo pues», concluyó José Cruz.

 

Acerca de Redacción