viernes , noviembre 27 2020

Esclarece PGJ homicidio y simulación de secuestro de una trabajadora del Instituto Federal ElectoralDirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto, DGADAI, Procuraduría General de Justicia, PGJ, Instituto Federal Electoral, IFE, Luis Rodolfo Hernández Corona, Cuautlancingo, Plazas Amalucan, estado de Tlaxcala, Parque Ecológico Revolución Mexicana, Municipio de Zacatelco, Carril de La Chichinada, infonavit La Rosa,

Una detallada investigación hecha por la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto permitió identificar y detener al presunto responsable
Una detallada investigación hecha por la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto permitió identificar y detener al presunto responsable

Resultado de una profunda investigación que desarrolló la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), la Procuraduría General de Justicia (PGJ) esclareció en su totalidad la desaparición y muerte de una trabajadora del Instituto Federal Electoral (IFE). A la par, fue identificado y detenido Luis Rodolfo Hernández Corona, novio de la víctima y presunto responsable del crimen.

La mañana del martes 21 de febrero del año en curso, María Miriam Huerta Condado, quien contaba con 34 años de edad y se desempeñaba como jefa de módulo del IFE en Cuautlancingo, salió de su domicilio ubicado en Plazas Amalucan y, como todos los días, se dirigió a su trabajo a bordo de su automóvil marca Volkswagen línea Jetta modelo 2005, con placas de circulación XUP-92-91 del estado de Tlaxcala.

Alrededor de las 14:30 horas del mismo día la mujer concluyó su jornada laboral y salió de su centro de trabajo junto con una de sus compañeras. Ambas abordaron el vehículo anteriormente descrito y se trasladaron a las inmediaciones del Parque Ecológico Revolución Mexicana donde María Miriam dejó a su acompañante cerca de su domicilio.

A partir de entonces se perdió todo contacto con la ahora occisa por lo que sus familiares emprendieron una intensa búsqueda, pero al no obtener resultados favorables decidieron dar parte a la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto de la Procuraduría de Justicia.

Pasadas las 00:00 horas del 22 de febrero los familiares de Miriam recibieron un mensaje de texto enviado desde el propio teléfono de la víctima, mismo que decía: “tenemos a tu hija, no es un juego, es un secuestro, queremos quinientos mil pesos, tenemos en la mira a tu hija y a tu yerno, si avizas a la policía se muere, no es un juego”.

Aproximadamente 2 horas después recibieron nuevamente un mensaje de texto, también enviado desde el móvil de la hoy finada, en el que decía: “… no salgan de la casa, los tenemos vigilados, les llamamos a las ocho…”

En total, la familia recibió de la misma forma siete mensajes de texto con la exigencia de 500 mil pesos por la liberación de María Miriam; sin embargo, en el transcurso de las siguientes horas el supuesto secuestrador no mostró mayor interés por el dinero e incluso ya no presionó para que dicha suma le fuera entregada, por lo que fue aún más difícil continuar con las labores ministeriales.

En el avance de las investigaciones se tuvo conocimiento que el 28 de febrero del presente año fue hallado el cadáver de una mujer encobijada en el interior de una zanja de recolección de aguas pluviales ubicada en el camino de terracería denominado Carril de La Chichinada perteneciente a la sección cuarta del Municipio de Zacatelco, Tlaxcala, hecho que quedó asentado en la averiguación previa 4/2012 del Ministerio Público de homicidios de dicha entidad.

Ante ello, personal de la Dirección de Atención a Delitos de Alto impacto se trasladó al vecino estado a fin de corroborar si se trataba de María Miriam Huerta Condado, sin embargo esto no fue posible debido al avanzado estado de putrefacción que presentaba el cadáver, mismo que correspondía a una mujer de entre 35 a 40 años de edad, raza mestiza, tez color moreno medio, complexión robusta, cabello largo lacio teñido y forma de cara redonda, rasgos que son similares  y coincidentes con los de víctima desaparecida en Puebla.

A través de tareas de gabinete y campo, así como el rastreo y análisis de información, el personal de Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto logró establecer que la víctima tuvo un último contacto con su novio Luis Rodolfo Hernández Corona la tarde del 21 de febrero, por lo que de inmediato dicho sujeto fue localizado en esta ciudad de Puebla mediante una orden de presentación emitida por el Ministerio Público dentro de la averiguación previa 34/2012 de la DGADAI.

Al declarar en torno a los hechos, Hernández Corona reveló haber privado de la vida a su novia Mariana alrededor de las 17:00 horas del 21 de febrero y posteriormente entabló comunicación con sus familiares exigiéndoles el dinero por su supuesta liberación, a pesar de que ya la había privado de la vida.

Explicó que ambos se trasladaron a la casa de él, en el infonavit La Rosa, donde tras sostener relaciones sexuales la hoy occisa –quien de manera frecuente le daba al sujeto dinero para que pudiera cubrir sus gastos personales- le dijo que a partir de ese día quedaba concluida su relación sentimental puesto que eran primos lejanos y sus padres nunca aceptarían ese noviazgo, por lo que no quería tener problemas derivados de dicha situación.

Entonces el ahora detenido se tornó violento y sujetó con el brazo derecho el cuello de la víctima hasta asfixiarla. Luego la introdujo en el closet de su habitación donde la mantuvo durante tres días hasta que decidió abandonar el cadáver en Tlaxcala, para lo cual lo envolvió en un edredón, lo ató con un lazo de tendedero y lo subió al propio vehículo de la mujer en el que lo trasladó hasta Zacatelco.

Posterior a esto el homicida regresó a su casa y guardó el coche en una pensión ubicada en la colonia 10 de Mayo de esta ciudad de Puebla, unidad que ya fue localizada en dicho sitio.

Cabe destacar que se logró obtener de un juez la orden de cateo que permitió ubicar en el domicilio de Hernández Corona las últimas prendas de ropa y pertenencias con las que fue vista la hoy occisa.

En las próximas horas la Procuraduría de Justicia, a través del Ministerio Público adscrito a la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto, consignará a la autoridad judicial a Luis Rodolfo Hernández Corona, alias “El Toro”, de 35 años de edad.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.