Estudiante de la BUAP analiza la estética de la nota roja

0
14

Al estudiar la estética de la nota roja se pretende analizar el fenómeno que produce en las personas como un sentimiento de repulsión pero de atracción a la vez, afirmó María Fernanda Melchor Pinto, durante su participación en las Primeras Jornadas Estudiantiles de la Maestría en Estética y Arte que se realizaron en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la BUAP.

En el segundo día de actividades de este foro, la estudiante de la Maestría en Estética y Arte, quien ha incursionado en el periodismo impartió la conferencia “Apuntes para una estética de la nota roja” que sintetiza sus estudios sobre este género desde el punto de vista de la estética, no como el estudio de lo bello, sino como la forma en que se presentan las cosas y las emociones que causan.

“Son emociones buenas y malas, en la nota roja hay una especie de ambivalencia, es como este gesto pueril que tienen los niños de -me tapo los ojos pero dejo tantito abierto porque quiero ver, pero no quiero ver-”.

En el Auditorio Elena Garro de la FFyL, la periodista presentó una serie de consideraciones, que permiten explorar el tema, en un momento donde la profesión periodística es una de las más riesgosas y analizar lo que sucede cuando se ven estas imágenes, pues si bien la experiencia estética es universal, su interpretación es distinta.

Melchor Pinto realizó un recorrido histórico sobre los orígenes de la nota roja a partir del Porfiriato mediante relatos, donde la plasticidad del horror se plasma en la narración del reportero; posteriormente habló sobre las innovaciones técnicas de los medios de comunicación, el auge de la imagen y de la fotografía a través de dramatizaciones.

Más tarde mostró el trabajo del fotógrafo de nota roja Enrique Metinides, quien publicó de 1949 y 1989, desde sucesos de catástrofes naturales, asesinatos, hasta la matanza de Tlatelolco, quien ha expuesto su trabajo en Europa al menos en cuatro ocasiones y cuya fotografía, comentó, tiene un contenido dramático que más que registrar el hecho sangriento lo vela.

La joven periodista habló acerca del estremecimiento que se experimenta cuando se ve la nota roja, sobre el papel de la nota roja en la propagación del mal y de cómo la reiterada exposición a las imágenes produce insensibilidad.

“Ha habido debates en los medios de comunicación sobre si este tipo de imágenes deben o no publicarse, hay medios que no publican nada, otros si, los videos e imágenes son accesibles, es una cuestión ruda, que debería estudiarse a fondo para conocer el efecto que la exposición reiterada de este tipo de imágenes provoca en nosotros”.

Fernanda Melchor puso el ejemplo de fenómenos como el de Cadereyta donde al contemplar esas escenas, hay quienes tienden a ver a las personas que aparecen ahí como objetos, se tiende a ficcionalizar el origen de la fotografía.