Estudiantes de la BUAP desarrollaron sistema de protección de datos

0
14

El delito informático más común en las empresas es el robo de información y gran parte de estos delitos se realizan dentro de las mismas. En México el 80 por ciento de los ataques son de esta índole, lo que ocasiona desde pérdidas económicas pequeñas hasta el quiebre de las compañías.

Para ello estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC) de la BUAP, desarrollaron el proyecto denominado Sistema de Protección de Información (IPS, por sus siglas en inglés). Se trata de un sistema de protección de información multiplataforma para empresas u organizaciones, que evita la pérdida de información por filtraciones, manipulaciones erróneas o mal intencionadas, mediante la administración de dispositivos de almacenamiento externo en una red local.

El proyecto es realizado por Aurelio Cuautle Reyes, Leonardo Sánchez Corona, Omar Marín Domínguez y Mario Alberto Cruz Morales, asesorado por el doctor Mario Anzures García, profesor investigador de esta unidad académica, quiénes se dieron a la tarea de atender el problema de la seguridad informática.

“Se diseñó un sistema que se instalaría en la computadora para registrar los dispositivos USB válidos, que serán los únicos que tendrán acceso a los datos; de esta manera se identifica cuáles son los que manejan la información y se evitan robos”, comentó su asesor.

Aurelio Cuautle Reyes, alumno del noveno cuatrimestre, recalcó que el sistema valida, “toma la información que hay en una USB, la cual debe estar registrada en una base de datos y así se sabe quiénes son las personas autorizadas para poder acceder a la información en determinada computadora”.

Expuso que en caso de que alguna persona se lleve información por medio de una USB o cualquier dispositivo de almacenamiento externo, “nuestro programa al detectarlo sabe quién fue y la empresa podrá hacer uso de estos datos para tomar acciones legales en su contra”.

Ventajas competitivas

Las principales ventajas de IPS, explicó, es que es un sistema multiplataforma, es decir, corre bajo cualquier sistema operativo; además posee los principios básicos de la seguridad de la información: integridad, disponibilidad y confidencialidad.

La integridad se relaciona con la veracidad de los datos, porque no están modificados por personas ajenas a las autorizadas. En cuanto al segundo término siempre estará en el momento que se requiera; mientras que la confidencialidad se traduce en el uso del equipo por determinados empleados.

El doctor Anzures García dijo que “la cuestión es que en algún momento dado, alguien puede acceder a una computadora sin que se percate el responsable de la misma y extraer la información con una USB, sin saber quién robó la información. Con este sistema, sí alguien accede una computadora con una USB que no está registrada en la base de datos, recibirá un mensaje de error y ni siquiera podrá usarla. Esa es la principal ventaja”.

Dependiendo de las necesidades de cada empresa se agregarían o quitarían módulos. Éstos de manera sencilla son funciones que tienen cierta aplicación y trabajan de manera independiente, “a IPS se le pueden añadir o quitar módulos de acuerdo al funcionamiento que se requiera dar al sistema, eso permite tener una adaptación a las necesidades de quien lo quiera usar”, detalló Leonardo Sánchez Corona, también estudiante de noveno cuatrimestre.

Omar Marín Domínguez, egresado de la FCC, indicó que “la idea general es que no se lleven la información, sin embargo las empresas cuentan con distinta información y la manejan de diferente forma, es por eso que dependiendo de los requisitos particulares que las empresas soliciten, se añaden funcionalidades al sistema de acuerdo a esas necesidades”.

En sí es un sistema flexible, “se divide en diferentes partes que llamamos módulos y cada uno tiene distintas funciones; en caso de que se requiera una función se agrega para cubrir las necesidades de las personas que utilizan el sistema o lo requieren”, mencionó Anzures García.

Impacto social

Leonardo Sánchez Corona enfatizó que hasta la fecha el tema de la seguridad informática ha sido ignorado, “las leyes no son muy claras con respecto a los asuntos de seguridad de la información, porque apenas se están realizando las reformas necesarias para legislar el tema”.

Por eso el impacto social que buscamos, continuó, “es crear consciencia social en la gente sobre proteger su información y generar normas para garantizar dicha seguridad”. Aurelio Cuautle Reyes, agregó, que de esta manera los ciudadanos confiarían en las empresas, ya que estarían seguros de la protección de sus datos.

Incluso ese es el obstáculo más importante que tiene IPS: “crear consciencia en las empresas de que sus empleados, a pesar de la confianza que puedan tener en ellos, seguramente en algún futuro podrán tener diferencias y esa circunstancia afectará la empresa”, agregó Marín Domínguez.

Participaciones

Esta investigación nació como un proyecto escolar, en sus inicios participó en la Feria de Proyectos (FePro) que realiza la Facultad, como Detector y Analizador USB (D&A) y obtuvo el segundo lugar.

Recientemente está participando en el BBVA Open Talent & Red Innova 2012, un programa internacional dirigido a emprendedores y start-ups para apoyar el desarrollo de proyectos innovadores de base tecnológica.

En la fase de votaciones quedó en el lugar 22 de aproximadamente 550 proyectos, por lo que sólo se esperan los resultados finales, donde se seleccionarán a los 20 proyectos más innovadores que acudirán a Madrid, España, para su respectiva exposición con los responsables de esta competencia.

Los estudiantes expresaron que pretenden consolidar a IPS como una empresa y no quedarse sólo como un proyecto estudiantil, por lo que están definiendo sus posibilidades de crecimiento y cantidad de servicios a ofrecer.