jueves , abril 15 2021

Huitzilan de Serdán: el resurgir de un pueblo en lucha

Alejandro Vázquez Nájera.-

El baño de sangre que la Unión Campesina Independiente (UCI) y los caciques Juan y Alberto Aco le asestaron al pueblo de Huitzilan de Serdán para despojarlo de sus tierras debe ser conocido por la opinión pública, para que no se repita la historia. Cuando los archivos judiciales del distrito de Tetela de Ocampo se abran, los historiadores descubrirán los mecanismos que los caciques utilizaron para despojar a los indígenas de Huitzilan de sus tierras: cercamientos de grandes extensiones de terreno, legalizados con juicios de usucapión, aprovechándose de la ignorancia de la gente.

El pueblo debe saber que los descendientes de los Aco se refugiaron en las filas del partido Morena y los restos de la UCI fueron cobijados por los mismos caciques y los gobiernos en turno.

De la lucha del heroico pueblo de Huitzilan por sobrevivir a los ataques combinados de los pistoleros de la UCI y del poderío económico de los Aco, protegidos por los gobiernos y bendecidos por el altar, habla el libro de próxima aparición De revolucionarios a pistoleros. Historia de la Unión Campesina Independiente, del licenciado en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, Ehécatl Lázaro Méndez.

            En esta ocasión, quiero referirme al modelo de desarrollo del trabajo antorchista, que representa Huitzilan de Serdán en la Sierra Norte de Puebla. Haber construido un pueblo moderno, con todos los servicios necesarios para una vida digna, bajo la presión de los caciques regionales y el hostigamiento de todas las fuerzas retrógradas enemigas del progreso, es una hazaña del Movimiento Antorchista Nacional, que demuestra lo que el pueblo puede lograr cuando se organiza y lucha.

            En 37 años de trabajo incesante y al precio de la vida de sus hijos más ilustres, los antorchistas desarrollaron una estructura educativa completa que abarca desde el preescolar, pasando por la primaria, la secundaria y el bachillerato. Funciona además una normal, para la formación de profesionales al servicio del pueblo.

            Los hijos de los campesinos se están formando, abatiendo la ignorancia que fue la causa, durante generaciones, de los abusos de los caciques Aco en el municipio.

            Junto con la educación de los niños y los jóvenes, se desarrolla un amplio movimiento cultural y deportivo, que permiten a la población desarrollar todas sus capacidades artísticas y practicar los deportes que son de su preferencia. Lejos quedaron los tiempos en que la gente vivía bajo el signo del terror desatado por los caciques.

            Los grupos de danza y baile y el impulso del huapango, contribuyen al desarrollo sano y completo de las nuevas generaciones de huitziltecos. El moderno auditorio sirve como recinto para la práctica de estas actividades.

            La construcción de una moderna Unidad Deportiva en la cabecera municipal y 27 canchas de usos múltiples completamente techadas en todas las comunidades permiten la práctica del deporte en condiciones adecuadas.

            Las escuelas cuentan también con instalaciones dignas que contribuyen a la formación de los educandos.

            La salud de toda la población es atendida en un Hospital que cuenta con equipo y médicos que proporcionan el servicio las 24 horas del día. Además, cuentan con ambulancia y vehículo especial para el traslado de discapacitados, que funcionan a todas horas. Los traslados se cuentan por cientos.

            La cabecera municipal y las comunidades cuentan con los servicios sociales como electrificación, agua y drenaje.

            Las vías de comunicación están en buenas condiciones y la pavimentación de los caminos vecinales avanza de manera gradual.

            El apoyo a la producción del café y del maíz se da por parte del municipio gobernado por antorchistas.

            Sin embargo, la lucha no acaba. Los antorchistas de Huitzilan de Serdán no pueden bajar la guardia. Las fuerzas de la reacción enquistadas en Morena y representadas por los Aco y el cacicazgo regional acechan el menor descuido para golpear con alevosía y ventaja, el esfuerzo que se lleva a cabo para continuar con la construcción del modelo de trabajo antorchista.

            Compañeros de Huitzilan de Serdán, hoy como antes deben de estar unidos, organizados y dispuestos a luchar en el Movimiento Antorchista, para defender el trabajo que les ha costado a ustedes sangre, sudor y lágrimas.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.