jueves , abril 15 2021

Huitzilan de Serdán, resguardado por colibríes

Marianela Córdova Morán

“Decid cuando yo muera… (¡y el día esté lejano!) soberbio y desdeñoso, pródigo y turbulento, en el vital deliquio por siempre insaciado, era la llama al viento”.Porfirio Barba Jacob

En la antigüedad se creía que el colibrí provenía de un país de hadas y quien tenga hoy el placer de contemplarlo, no estará lejos de opinar lo mismo. Por eso, cuando en el municipio de Huitzilan ven que rondan y aparecen colibríes, significa que vienen a contar que las almas de los que amamos están bien. En cada uno de los huitziltecos sigue vivo el gran espíritu de lucha, que dejaron los que se fueron antes.

La Sierra Norte de Puebla tiene una impresionante belleza natural, cultura y tradición. Huitzilan está ubicado en esa zona, situado entre nubes en la sierra con una naturaleza asombrosa, este aspecto es algo de lo que más llama la atención, pero para otros, pero lo más admirable es ver el cambio de un municipio rezagado y gobernado por el cacicazgo, a un municipio con desarrollo e infraestructura y con los servicios más indispensables para la población, en la salud, educación, cultura y deporte.

En testimonio de una oriunda del lugar relata “para mí ser huitzilteca es un orgullo, ya que el municipio está conformado por gente humilde y trabajadora que día a día salen a buscar el bienestar de sus hijos, y no solo eso es un lugar que ha sido educado por los líderes antorchistas de este municipio, que les han enseñado a ver la realidad que trae como consecuencia el nacimiento de la pobreza, y esto llevó al municipio a organizarse y a luchar por una patria más justa y más equitativa, la gente ha dejado de ser sumisa a comparación de años atrás donde solo se les permitía contestar sí, no y agachar la cabeza por parte de los caciques”.

Esto es lo que ha logrado la organización de Antorcha, de ahí la rabia de los caciques hacia los líderes de la organización, al grado de llegar a la eliminación de algunos de ellos como el último, el más lamentable, el de Manuel Hernández Pasión, presidente municipal asesinado en Huitzilan de Serdán (habiendo otros asesinados años atrás). Su único delito fue educar, concientizar a la gente en general (hasta a los que no hablaban español) transmitiendo el mensaje del maestro Aquiles Córdova Morán, fundador de la organización más grande del país, los mensajes de Manuel también los transmitía en náhuatl (lengua materna de ese municipio), por eso llegaba a los rincones de todas las comunidades, alumbrando a la gente.

El desarrollo del municipio es inigualable, antes no había carreteras para introducir mercancías, cosa que aprovechaban los caciques para dar a precios muy elevados las cosas que la gente necesitaba para sobrevivir, a su llegada Antorcha organizó y concientizó a la gente a tal grado que la gente misma con ayuda de los líderes en ese entonces empezaban a hacer faenas para abrir sus brechas y así hacer en ese entonces caminos de terracería para poder meter carros con productos básicos. Empezaron a abrir escuelas, la iglesia, el hospital, a llevar enfermeras, médicos y medicinas para que la gente se atendiera y para seguir brindando un mejor servicio a su población. Todo el desarrollo que hay en Huitzilan ha sido gracias a la organización de la gente en el Movimiento Antorchista.

Yo vivo en Tecomatlán desde hace más de 30 años, pero al hablar de Huitzilan es inevitable no acordarse de Teco, ambos son como hermanos, los dos municipios se caracterizan por una singular marca propia, a Huitzilan y a Tecomatlán los relacionamos mucho, ya que son las dos cunas más importantes de la organización, también han tenido a sus mártires a manos del cacicazgo, pero ahora son pueblos muy desarrollados en beneficio de gente humilde y trabajadora, no habiendo municipios para hacerles comparación, puedo decir que en todo Puebla. Estos municipios son íconos y orgullo del antorchismo.

Josefina Bonilla quien es originaria de allá, residente actualmente de Tecomatlán, me platicó que durante el recorrido que hacen por el pueblo se observa que la Antorcha está en todos lados, “esta imagen, para muchos no tiene significado alguno, pero para otros como yo, tiene un significado importante, y para Huitzilan de Serdán, tiene un significado que poco puedo explicar o describir, simplemente se siente, para la juventud tal vez sea algo poco creíble, pero para los adultos de ese tiempo es la realidad vivida, y esta imagen significa lo que en el pueblo está impregnado: la unión, la fraternidad y lucha, para todos los que lo conocemos, paz, tranquilidad y progreso”.

Cuando recorres las calles de Huitzilan de Serdán sientes seguridad y es que el lugar es muy habitable, su gente da esa paz de caminar a altas horas sin correr algún peligro. El progreso que hoy en día podemos ver es gracias a la guía y al respaldo del Movimiento Antorchista Nacional, por eso se debe mantener el legado de sus líderes actuales y de antaño como homenaje nacional a los antorchistas que dieron su vida en la lucha por convertir a México en una patria justa y verdaderamente soberana. Amable lector, ve y conoce Huitzilan, municipio ejemplo para la Sierra Norte y nororiental de Puebla y muestra fehaciente de la verdadera tarea de la organización en pequeño y pensado a nivel nacional, pronto, en algún día no muy lejano.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.