IDENTIFIQUE SEÑALES DE ALARMA DURANTE EL EMBARAZO

0
19

El Modulo de control de Enfermedades Materno Infantil (EMI) atiende como prioridad el embarazo identificado como de bajo riesgo en todas las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.
Su labor consiste en dar orientación y atención adecuada a la mujer embarazada desde su inicio hasta la última semana de gestación; se imparten pláticas sobre los cuidados que requieren en esta etapa; se fomentan buenos hábitos alimenticios, higiénicos, los cuidados del recién nacido, ejercicios, lactancia materna, apoyo psicológico y lo más importante, capacitar a la paciente para que aprenda a identificar los síntomas y señales de alarma.
Así lo dio a conocer la especialista Juana Piña González, enfermera materno infantil del módulo en la UMF No. 2, quién explicó que se atienden se atiende un promedio de 18 mujeres al día, y al menos siete embarazadas de bajo riesgo, considerando estas características: mujeres de entre 20 y 34 años de edad con menos de cuatro embarazos, sin bebés prematuros o con bajo peso al nacer, con dos o más cesáreas así como no padecer diabetes mellitus, hipertensión arterial, infecciones urinarias y cardiopatías.
También se dan recomendaciones sobre planificación familiar y se lleva el control de los niños con rango de edad desde el nacimiento hasta los ocho años.
En la unidad se orienta a las mujeres para que identifiquen las señales de alarma durante el embarazo, como son: dolor de cabeza, zumbidos, mareos intensos, «ver lucecitas» y presentar inflamación en manos, rostro y pies. En los primeros 40 días, después del parto no deben presentar hemorragias o infecciones, si esto ocurre de inmediato deben acudir con su médico familiar.
La encargada del Módulo expuso que las mujeres más susceptibles de tener un embarazo del alto riesgo son aquellas menores de 20 años de edad y mayores de 35, con un peso por debajo de los 50 kilos y una estura inferior a 1.50 m. Entran en este rango también quienes ingieren alcohol en exceso, tabaco, estupefacientes y pastillas para dormir.
El Instituto Mexicano del Seguro Social recomienda a las mujeres asistir con un especialista y mantener un control prenatal para llevar un embarazo sano con feliz término para la mamá y el recién nacido.