domingo , enero 17 2021

Inicia temporada la tragicomedia El amor de las luciérnagas en la Sala Xavier Villaurrutia

El amor de las luciérnagas narra el primer amor, y el viaje interior y exterior que realiza la protagonista María, una joven escritora de cuentos para niños, para encontrarse a sí misma, de manera literal, comentó Alejandro Ricaño, dramaturgo y director de la obra que será estrenará mañana jueves 23 de agosto en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque (CCB) del INBA/Conaculta.

En Noruega, lugar a donde María viaja luego de una decepción amorosa, decide escribir un encuentro ficticio con otra María (ella misma), a quien le pide se haga cargo de su vida. Un día después descubre que lo que escribió se ha vuelto realidad al encontrarse con su doble quien ha decidido adueñarse de su vida.
En conferencia de prensa realizada el 22 de agosto en la Sala Xavier Villaurrutia del CCB, acompañado del elenco, Ricaño señaló que El amor de las luciérnagas es una «tragicomedia teatral escrita en el realismo mágico». Aborda de manera cotidiana cómo una mujer se busca. Es una comedia cursi de humor negro que habla del primer amor y presenta un ritmo vertiginoso donde la proyección anecdótica progresa rápidamente.
La obra, presentada por el INBA/Conaculta a través de la Coordinación Nacional de Teatro, trata de ser clara y de buscar un poco de esperanza en tiempos pesimistas donde parece que todo está mal en un mundo que ha perdido la fe, pues María «es un personaje que busca reencontrar la fe en sí misma», comentó.
«Con mis obras busco hacer un refugio, todo está mal pero hay que tratar de ver las cosas de otra manera para así cambiar la perspectiva del mundo y revelar que hay un lado bueno en él».
Esta propuesta escénica presenta en el escenario solo tres maletas que se van re significando a lo largo de la puesta, una silla que se «vuelve inevitable», y dos teléfonos con el que se escenifican llamadas telefónicas con las que se realizan saltos temporales en tres espacios: Noruega, Xalapa y Guatemala.
«Esta es una puesta minimalista, creo que todo se construye a partir del actor y el texto, en base a ello construyo mis puestas en escena, creo que lo mejor que puedo hacer al llevar mis textos a escena es lograr que convivan de la mejor manera el actor y el texto.
«El amor de las luciérnagas presenta un texto dialogado donde la narración es un recurso que tiene tres fines: construir espacios, anécdotas y contar ciertas acciones que serían difíciles de realizar en escena, en ese sentido si el actor tiene clara la imagen de lo que está narrando no veo necesario poner en escena el mismo objeto que el actor está evocando», enfatizó el director de la compañía Los Guggenheim.

Acerca de Redacción