Jaime Ruiz el triunfo y Luis Ignacio el faenón en Benito Juárez

0
122

JAIME RUIZ A LA ANTIGUA

Fotos: Jessika Kuhn

Entretenida resultó la novillada de feria en la localidad tlaxcalteca de Benito Juárez, en la que ante un lleno hasta la bandera en la plaza portátil «La Rielera», se jugaron ejemplares de la ganadería poblana de La Joya de impecable presentación, en la que triunfó el novillero de la tierra Jaime Ruíz que cortó una oreja de ley y el zacatecano Luis Ignacio Escobedo dejó ir la gloria en la punta de su estoque al firmar un faenón de grandes vuelos.

Con «Juarence» un negro entrepelado de armoniosas hechuras, Jaime Ruíz demostró estar listo para la alternativa y con paso sólido se recreó con lentas verónicas por ambos lados, destacando en quites por ceñidas gaoneras para rematar con airosa revolera. Brindó a la empresaria española Isabel Puig, para estructurar una faena de corte clásico por ambos lados, con notables instantes por la zurda a pies juntos, logrando templar y ligar muy relajado ante un enemigo noble y colaborador. Finiquitó su trasteo con ayudados por alto para irse por uvas y dejar una estocada un poco caída que le costó la puerta grande.

Por su parte el joven zacatecano Luis Ignacio Escobedo que trae un temporadón 2013, lidió a «Beny» un auténtico toro de sangre española de la Joya, hondo y enrazado con el que si bien es cierto no se acomodó con el percal, con la roja firmó una faena de altísimos vuelos iniciándola con poderosos doblones muy toreros caminándole a los medios. Ya plantado por la derecha lo metió en vereda mostrando técnica, poder y transmisión con el respetable, el cual enloqueció al verlo pegar un rosario de pases de pecho rodilla en tierra. Ya con el público y las orejas en las manos, se tiró a matar con mucha decisión más la suerte le jugó una mala pasada, logrando despachar a su enemigo hasta el tercer intento, más la gente agradecida le exigió que diera la vuelta al ruedo, ya que el juez le negó tocar pelo no obstante la mayoritaria petición.LUIS IGNACIO ¡VAYA TORO!

El también local Sebastián Palomo, salió con gran actitud y dejó impresas bonitas verónicas para rematar con la revolera. Aprovechando el largo recorrido de «Mexicano» que inició alegre, pegó bellas chicuelinas y remató con la media por ambos lados. Con la muleta, estructuró una faena por la diestra con la que demostró sus avances logrando ligar un tercio de tandas. Hubiera podido tocar pelo si no es por la colocación del acero que no permitió que el novillo doblara rápido, por lo que todo quedó en meritoria vuelta al redondel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí