La inmoralidad de dos candidatas

0
18

La Candidata a Diputada Federal de Nueva Alianza en el Distrito 11, Marcela Jiménez Avendaño, comentó que los partidos de siempre siguen con sus tradicionales prácticas inmorales, corruptas, antidemocráticas y sucias contra los ciudadanos, las instituciones y la democracia.
Al respecto señaló que dar despensas a cambio de votos es lucrar con el hambre y las necesidades más básicas de la población, sobre todo considerando un contexto en el que 50 millones de mexicanos viven algún tipo de pobreza y 20 millones pobreza alimentaria, es decir, no cuentan ni con lo mínimo para comer.
Jiménez Avendaño aseguró que tan malo sería el reparto masivo de despensas por parte de Marisa Ortiz Mantilla en las colonias más pobres de Puebla, como su entrega en el evento de Josefina Vázquez Mota en Puebla, si consideramos que la misma candidata del PAN escribió en redes sociales haberse hecho acompañar por 11000 habitantes del distrito, lo cual le representaría un gasto de casi la mitad de lo autorizado en tope de campaña.
Estamos ante un delito electoral tipificado como compra y coacción del voto, esto muestra el rostro de que las prácticas corruptas están en el partido que ha gobernado en los últimos 12 años al país. Esto demuestra que son demócratas de fachada y que solamente son políticos ambiciosos, y que la juventud no les es limitante para actuar bajo viejas formas sucias de hacer política.
La abanderada neoaliancista comentó que en el caso del PRI, Nancy de la Sierra, montó el viernes pasado fotos en redes sociales en que aparece acompañada y en gira por la misma persona, Amalia Díaz, perteneciente a la organización Antorcha Campesina, y que fue quien la agredió junto con su equipo impidiéndole el libre paso y continuar con sus labores proselitistas lo que ocasionó se denunciara ante la PGR y la PGJ.
En este sentido, afirmó que ambas candidatas trabajan en función de la ilegalidad y la inmoralidad usando a la gente, tratando con grupos delincuenciales, lucrando con el hambre y las necesidades de los mexicanos. No podemos permitir que gente así busque representarnos en la máxima tribuna del país» dijo.
Finalmente señaló que en esos partidos no hay un compromiso claro con la calidad de sus candidatos, actúan como viejos de la política corrupta, no existe respeto a las instituciones, no existe respeto a la democracia, no existe respeto a los ciudadanos y no respetan el honor de Puebla y de México.