La Presunta Izquierda

0
14

Los panistas mentirosos y cínicos

 

¡Por favor ya suéltelo! la neta se pasan de lanza, como dirían los “chavos” y es que la embestida en contra de Andrés Manuel López Obrador está a todo lo que da. Para empezar los panistas han soltado a sus principales dirigentes y cuadros políticos, visitan las principales plazas del país y lanzan veneno puro en contra del candidato de las izquierdas.

Los blanquiazules o neo panistas son unos mentiros y cínicos, ahora con toda la hipocresía del mundo nos quieren engañar con sus discursos morales, repitiendo que por ellos estamos mejor, que su candidata viene de la cultura del esfuerzo, que es una mujer “sufridora”, que lleva bien puestas las faldas y luego con su cursi “manita” abierta nos enseñan una X, como hacen  los iniciados del Yunque.

Luego el ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, aquel “pobre cuate” que lo aventaron desde los Pinos para competir por la candidatura presidencial, llega a Puebla para meter miedo y declarar que el peso se devaluara sin gana López Obrador. Como si no supiéramos que nuestra economía no ha crecido durante estos dos sexenios panistas, que las inversiones se detuvieron por la violencia que ellos generaron y que no hay empleo para los jóvenes y mujeres en México.

Hasta donde tuvo que llegar este personaje panista, después de que despotricaba su rencor en contra de JVM, ahora sucede que es la mejor candidata. Sin pena ni gloria se pasea por Baja California en la reunión del G-20. No hay duda que la miseria es la condición humana de los panistas. Quieren meterle miedo a la gente, engañándola de la manera más vil y cobarde.

Nuestra economía con un régimen de izquierda mejorara, los mercados internacionales no están inquietos por el triunfo de López Obrador, están más preocupados por la crisis del euro y la recesión en Europa. Nuestra moneda no se puede devaluar, solo por las predicciones de estos nuevos ricos del PAN, porque habrá estabilidad, paz y garantías para todos los inversionistas.

Que no quede duda alguna, la candidata panista, aquella que ahora habla del cursi “cuchicuchi” ante las mujeres, para hacerlas reír, no es la opción para los mexicanos. Miles de familias encabezadas por mujeres siguen igual o peor que antes, no han salido de sus deudas, su salario no les alcanza, a veces ni para zapatos tienen por darles algo a sus hijos  y tampoco tienen prestaciones sociales, crédito, avales o apoyos para adquirir un hogar.

Están volando, piensan ahora que son los muy “chingones” solo porque andan echados para adelante. Una verdad: este México no cambio en nada con los gobiernos panistas,  fueron igual que el PRI.

A estas vilezas, ataques, también se ha sumado el candidato del PRI, sus asesores venezolanos, su partido y los coordinadores de su campaña que de nueva cuenta repiten su guerra sucia.

Sobre todo para convertir a Enrique Peña Nieto en víctima de la “violencia” o victimizarlo ante la opinión pública.

Para los que ven las cosas de lejitos y desde el centro del país, como los “pobrecitos” consejeros del IFE, que se rasgan las vestiduras y solo hacen llamados a la civilidad democrática.

Peña Nieto y sus amigos está metiendo temor, miedo y quiere manipular a las multitudes sociales como lo hace el PAN, para que no salgan a votar. Hasta sus discursos ha modificado, para presentarse como el candidato de la unidad nacional y la paz en el mundo.

Como si algo faltara en esta guerra de baja intensidad, hoy como un milagro, los “impolutos, demócratas y emprendedores” miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en sendos desplegados nacionales hacen campaña en favor de Josefina Vázquez Mota y llaman a los otros candidatos a firmar una carta compromiso, para respetar los resultados electorales.

En lugar de estar metidos de lleno para generar empleos, buscar mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados y empujar para que salgamos de la crisis económica. Han preferido en estas elecciones sacar la cabeza y no esconderse como en el 2006, cuando financiaron la campaña negra: “López Obrador es un peligro para México”.

Luego el gobierno y sus órganos de justicia e inteligencia filtran fotos y encuentros de ex gobernadores del PRI, exhibiéndolos con finísimas personas  ligadas al narco. Para presionar al PRI, medio debilitar a su candidato y meter en la puja a Josefina Vázquez Mota. Es decir quieren que forzar con estos golpes mediáticos que la contienda sea de tres, como lo ha venido repitiendo Felipe Calderón Hinojosa.

Con el objetivo de no verse obligado por las circunstancias a pactar con Peña Nieto y  evitar el triunfo de López Obrador.

Los priistas tampoco son un tontos para estos juegos del poder, han publicitado fotografías de Josefina Vázquez Mota con un presunto lavador de dinero acusado por la justicia del país vecino.

En los hechos estos son los dos aspirantes del PRI- PAN, que en esencia representan y son lo mismo.

“Yo no entender”, Peña Nieto y Vázquez Mota, dicen que van adelante, que son los mejores, que son los iluminados para salvar a la patria y que ganarán. Luego entonces ¿por qué tanta saña, tanto odio y mucha violencia en contra de AMLO?

Por favor en mi familia llevan más de 30 años trabajando y no pueden tener una casa, tampoco seguro social y menos prosperar para que vivan dignamente. En los mercados todos los productos básicos son re etiquetados constantemente, los salarios perdieron su poder adquisitivo, nos han acostumbrado a vivir en una  permanente crisis. Los jóvenes fueron olvidados por estos dos regímenes, nunca los “pelaron”, no encuentran “chambas” bien pagadas y tampoco los escuchan. Habremos tal vez más de 50 millones de pobres en las ciudades y el campo.

Y con todo eso es increíble que todavía miles y miles de ciudadanos sigan pensando en votar por Peña o Josefina. Los priistas lo repiten, más las mujeres: ¡hay ya sabemos que Peña Nieto es un ….!  Pero es guapo y ya es hora de que tengamos un presidente guapo o no. ¡No lo van a dejar, ya sabemos que no van a dejar al viejito López Obrador!

Los panistas dicen: “el peje es un peligro para todos”, “nos quitara nuestro dinero”, “es un Hugo Chávez”, preferimos a Vázquez Mota aunque sea una …

Después de este rollo diré que Andrés Manuel López Obrador y las izquierdas no pueden confiarse, no deben dejar escapar esté triunfo histórico, tienen que meterle y operar con fuerza para lograr que los ciudadanos salgan a votar. El Estado, PRI-PAN, sus estructuras, grupos, sindicatos y gobiernos operan con todo, las maletas de dinero andan sueltas y obligan a la gente para llevar otros más a sufragar por  ellos.