jueves , abril 15 2021

La SAGARPA, motor vital en la Cruzada Nacional contra el Hambre

De acuerdo con los expertos la hambruna es una situación que se da en países que no poseen suficientes alimentos y no pueden promoverlos, amén de que la tasa de mortalidad se debe a la desnutrición. De cada cien personas que mueren de hambre o por causas relacionadas por el hambre, el 75% por ciento de los fallecidos son niños menores de cinco meses. La mayoría de las muertes por hambruna son de desnutrición crónica: las familias por algunos motivos no pueden conseguir suficientes alimentos, por la extrema pobreza. El veinte por ciento de la población que padece de hambre, no tiene los recursos necesarios ni para calmarla.

México hoy en día enfrenta algunos visos y signos de hambruna, por lo que el gobierno de la República implementa estrategias de desarrollo económico y social, entre ellas la reciente Cruzada Nacional contra el Hambre.
La situación que vive México es grave debido a que la mitad de nuestra población vive en la pobreza y una quinta parte vive en la pobreza extrema y presenta gran dependencia alimentaria del exterior toda vez que importa más de 17 millones de toneladas de granos, empero si no se avanza en la producción de alimentos, ante cualquier contingencia el país se encontraría en desfavorables situaciones en los abasto de comida, con los graneros vacíos y una seria amenaza para la sociedad, independientemente de las alegres cifras macroeconómicas del pasado reciente cuyos indicadores reflejan que se creció arriba de cinco por ciento, mientras que el país sigue en crisis.
El alto costo de importaciones, las políticas asistencialistas que poco ayudaron al desarrollo humano y productivo, han generado el aumento en el costo alimentario y de la propia canasta básica, considerada por lo menos la indispensable para la sana subsistencia del género humano.
En esta vena los analistas de la problemática agropecuaria resaltan como el gran error de los últimos regímenes, el haber exterminado la llamada Revolución Verde, de los años sesentas, en la que México no sólo fortaleció su soberanía alimentaria, sino se convirtió en uno de los principales exportadores del mundo gracias a la combinación eficiente de la utilización de semillas mejoradas, el riego y aplicación de agroquímicos en aquellas zonas rurales donde esa mezcla de factores pudo ser viable técnica y económicamente, esfuerzo que en los regímenes neoliberales se desechó en aras de que era más mejor conseguir productos en los mercados agropecuarios a precios razonables, que producirlos.
Vistas así las cosas, en la Cruzada Nacional contra el hambre, el papel de la SAGARPA resulta fundamental, para:
1. Incrementar la productividad y la producción de alimentos.
2. Propalar fuentes de empleo en el campo.
3. Impulsar el desarrollo de las zonas pobres y marginadas.
Para ello, la SAGARPA cuenta con los recursos humanos, técnicos, materiales y financieros para convertir nuevamente a México en un campo próspero.

 

Acerca de Redacción