Nemian Danza Escénica, cumple 20 años de teatro-danza y trabajo colectivo

0
126

Nemian_FS_ConacultaNemian Danza Escénica, agrupación artística caracterizada por incorporar a la danza elementos como zancos, acrobacia y cantos, cumple 20 años de trabajo colectivo y de refrendar su interés por expresarse a través del movimiento y la magia de la escena.

Para la directora artística de Nemian, Isabel Beteta, la danza le da sentido a su vida y es tan importante como comer o dormir. En entrevista para Conaculta, expuso que los principales retos de la agrupación, en sus inicios, fueron el darse a conocer y generar algo que los identificara.
«En un principio invitamos a dirigir y a participar en la compañía a muchos coreógrafos, pues aún no éramos bailarines expertos. A la par fuimos creando nuestro propio entrenamiento y estudiamos el oficio, para, poco a poco, comenzar a crear nuestras propias obras.
«Después de 10 años, llegó un momento en el que me atreví a definirme y asumirme como coreógrafa, a la vez comenzó a cambiar lo que sería el perfil de Nemian para, en vez de ser solo un grupo pequeño de cámara, fuera una compañía con un repertorio y más bailarines».
De acuerdo con la visión de Beteta, a lo largo de estos cuatro lustros, Nemian ha crecido y determinado un estilo; trabaja de manera colectiva ya que en cada obra hay un director pero los integrantes pueden aportar ideas, lo que permite que los intérpretes se apropien mejor del personaje.
Subrayó que algo que refuerza e identifica a su compañía es el uso de objetos como sillas, mesas, abanicos, telas, y armas blancas, elementos que ayudan a los bailarines a transformar la manera de moverse y obligarlos a ser más creativos.
«Ahora estamos en un proceso de romper lo que se tenía con seguridad para encontrar otra cosa, creo hay una línea muy fina entre decir que se encontró un estilo o característica del grupo y el estar estancados».
Un poco de historia
Nemian nació en 1993, tras un comentario al aire de la maestra Beteta respecto a que si tuviera su propia compañía, tomaría todas las propuestas; Rosario Verea, co fundadora y bailarina de la agrupación, al escucharla, le expresó el gusto que le daría el bailar con ella. Tiempo después decidieron realizar la obra de danza-teatro y música Nemian, que en primera instancia serviría para averiguar si funcionaban y podían trabajar en una agrupación.
El nombre de la pieza coreográfica creada por Beteta y dirigida por Bruno Bert, -la cual surgió a partir de las cartas del tarot y que mereció la beca de producción del Fonca 1994-, sería adoptado para la compañía. Fue así que se empezaría a escribir la historia de Nemian Danza Escénica.
La compañía dancística, cuyo estilo lo define Beteta como danza-teatro, y que ha realizado más de 40 piezas coreográficas, está integrada actualmente por siete intérpretes: Javier Amado, Rosario Verea, Mónica Alducín, Eustorgio Guzmán, Arturo Bello, María de Jesús Bautista y la propia Beteta. Además de bailar, presentan elementos visuales con lo que procuran que el público se vaya con la sensación de haber visto algo agradable, armónico y plástico.
El repertorio se ha caracterizado por tener una propuesta estética, basada en la creación de imágenes poéticas y en el trabajo con objetos y materiales diversos. Entre algunas de sus obras están Corazón de la tierra (1995), En manos del destino (2004), Deseo (2005), La piel del desierto (2007), El jardín de las delicias (2008), Encuentros (2010), La caída (2011).
La también promotora cultural, resaltó que uno de los problemas a los que se ha enfrentado la compañía ha sido en el aspecto económico. «Nemian ha funcionado con una beca que otorgo a los bailarines. Con el tiempo todo se ha hecho más caro y el dinero del que yo dispongo, pues es el mismo que el de hace años, eso ha hecho difícil la sobrevivencia de la compañía. Aunque ahora hay apoyos que antes no había.
«Es muy importante tener una visión de qué quieres y con qué te quieres comprometer. Creo que en el caso de Nemian la gente que está, sabe que esto es lo que quiere hacer en la vida, un factor más allá de las cuestiones materiales».
Celebración en el Esperanza Iris
El próximo viernes 15 de marzo Nemian Danza Escénica iniciará la celebración de sus 20 años de trayectoria con el programa La caída a la sombra del Alba, conformado por el estreno de la pieza A la sombra del Alba, interpretación libre de La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca; y La caída basada en el Lago de los Cisnes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí