Presupuesto al campo poblano

0

Son cuatro sectores a los que el gobierno debe dar prioridad: educación, salud, campo y medio ambiente. En ellos está todo lo que los humanos necesitan para vivir en buenas condiciones. Los demás sectores son derivados de estos.

Un pueblo en desarrollo es aquel en el que sus habitantes están preparados, formados, capacitados, gozan de buena salud, producen y consumen los alimentos necesarios, y viven en un medio ambiente preservado, protegido. Si eso tiene una sociedad es feliz.

Hoy vamos a hablar un poco del sector campo, sector vital y estratégico para la vida del estado y del país porque ahí se producen, o deben producirse los alimentos que necesitamos.

Como sabemos, el campo, hoy en el siglo XXI, se está quedando solo, con menos gente, la que está emigrando a los centros urbanos y al extranjero, en las ciudades dejan de ser productores y convertirse en consumistas.  El campo se  está quedando sin  jóvenes, se está quedando con gente mayor que ya no tiene la capacidad física para producir.

A pesar de este fenómeno social generado por el  sistema, el urbanismo y el crecimiento demográfico, se puede afirmar que aún hay alimentos, el mercado aún está lleno, la tierra aún es generosa y aún hay manos que la hacen producir, aún hay clima favorable, agua suficiente a pesar del cambio climático.

Sin embargo, si observamos con detalle, hay déficit en algunos alimentos, ni el estado ni el país son autosuficientes en algunos granos como el maíz, sorgo, trigo, frijol, el gobierno tiene que recurrir a las importaciones para cubrir la creciente demanda nacional. También hay déficit en leche, carne de cerdo y bovino.

El problema para el campo es el alto costo para producir, los bajos precios de los productos y los intermediarios o coyotes que  ganan más que los productores.  El problema del campo es la baja inversión del gobierno y los bajos apoyos gubernamentales al sector agropecuario.

Para hablar sólo de Puebla desde que radico en el estado los presupuestos al campo  poblano han sido bajos. Si hoy, en este  2019, se habla de un presupuesto  digamos de 800 o  900  millones de pesos, si investigamos cuánto era en  1970, 1980, 1990 y 2000, pues será mucho menos.

El presupuesto al campo debe ser para infraestructura, obras para almacenar y retener el agua, sistemas de riego, bodegas de almacenamiento, conservación de productos, caminos  para sacar los productos,  transporte, capacitación, equipos para procesar productos del campo  y darles valor agregado, impulso a la comercialización directa para eliminar a los intermediarios, fertilizantes, semillas mejoradas, tecnificaciones, tractores, sembradoras, trilladoras, etc.

Para eso debe ser el presupuesto al campo, y por supuesto, para esos no alcanzan  900 millones de pesos en Puebla, se necesita mucho más.

El campo en México y Puebla no tiene una institución  financiera del Estado que proporcione recursos a los productores en condiciones favorables, en el pasado existió el Banco de Crédito  Rural que proporcionaba esos servicios pero fue cerrado, en su lugar se creó al Financiera Rural pero que más bien parece un banco privado. El Estado se reiteró su compromiso de financiar al campo, lo dejó solo.

En el nuevo gobierno de López Obrador renacen las esperanzas de un  mejor apoyo al campo. Lo mismo se espera en Puebla con el naciente gobierno.

El gobierno de Puebla se comprometió en campaña que aplicaría en el campo el 5 por ciento del presupuesto total del estado, es decir, unos 4 mil  500 millones de pesos, esto tomando en cuenta que el presupuesto del estado este año es de  uno  90 mil  millones de pesos.

Obvio, este año ya no fue posible aplicar ese 5 por ciento porque el gobierno interino por seis meses siguió la misma  estrategia que los anteriores, vamos a ver si el siguiente año sí sea posible.

Si el campo de Puebla es apoyado de mejor manera se lograrán buenos resultados: más producción, menos pobreza, menos migración, productos del campo más económicos en las ciudades, más  jóvenes en las comunidades, más tranquilidad y estabilidad económica.

Por supuesto, al mismo tiempo que el gobierno apoya  el campo lo hace con lo demás sectores prioritarios: salud, educación y medio ambiente, con eso se cerrará el círculo de un gran gobierno para Puebla.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.