Protege a tus hijos del reflujo gastroesofágico

0
35

El Reflujo Gastroesofágico (ERGE) es un problema que afecta alrededor del 12% de los niños de hasta 11 años de edad, provocándoles regurgitación después de la ingesta de alimentos, particularmente de la comida o la cena. Esto es consecuencia del cierre incorrecto del esfínter esofágico inferior (músculo que une esófago y estómago).

Cuando produce molestias o hay síntomas como ardor, este reflujo gastroesofágico se conoce como Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
Los síntomas más frecuentes de este padecimiento son la pirosis (ardor por detrás del esternón), regurgitaciones, eructos, y malestar en el esófago.
Aunque la ERGE es un padecimiento muy común en adultos, este se puede presentar desde los primeros años de vida. Estudios internacionales señalan que en los países occidentales, la pirosis y la regurgitación se presentan semanalmente en 2% de los niños entre 3 y 9 años y en un 8% de 10 a 17 años.
Los niños con ERGE ven mermada su calidad de vida y hasta su rendimiento escolar. Una encuesta realizada a padres de Estados Unidos arrojó que el reflujo bajó el rendimiento escolar en 53 por ciento de los niños; afectó sus hábitos de sueño en 69% y en 48% les trajo como consecuencia dificultad para relacionarse con sus amigos y familia.
En ocasiones, los niños no son capaces de expresar cómo se sienten, por lo que manifiestan su malestar a través del enojo, frustración, ansiedad y hasta depresión lo que es perjudicial tanto para los pequeños como para sus familias.
Los padres pueden detectar de manera temprana si su hijo sufre de reflujo gastroesofágico observando si presenta alguno de los síntomas: acidez o agruras constantes, dolor en la boca del estómago, ronquera y dificultad para dormir. De ser así, deben acudir de manera inmediata con el médico para que le realice pruebas de diagnóstico como la endoscopia y la pH metría o medición del grado ácido en el esófago.
Una vez diagnosticados con reflujo, los niños deben ser tratados individualmente, dependiendo de sus síntomas y condición. Por fortuna hoy en día existen tratamientos específicos para niños en presentaciones y dosis adecuadas que les ayudan a controlar la producción de ácido del estómago mejorando los síntomas.
Pregunte a su médico por el tratamiento de AstraZeneca para la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico. Recuerda que lo más importante es acudir al médico de manera inmediata.