¿Quién ganará la elección del 7 de julio?

0
1305

hipo

¿ Quién ganará  la  elección del  7 de  julio?

 

Políticamente   México es un país de bipartidismo, le está  imitando muy  bien  al vecino del norte en donde  desde hace muchos años dos partidos  políticos  gobiernan y controlan  el país más poderoso del planeta.

En  México desde hace tiempo  la llamada democracia se detiene en dos partidos  políticos los que cada vez  se van afianzando en el control del país.

Es cierto, hay una tercera  fuerza  política que aun se mueve, gobierna la  capital del país desde hace  buen tiempo, sin embargo, pierde fuerza en el resto  del país, su líder  López Obrador prefirió  irse para  intentar hacer  su propio  partido  político, con un sueño  ya lejano de ganar  la presidencia del país.

La llamada tercera opción  política, que debería de serlo de verdad para  representar y atender  las demandas  de la  mayor  parte de  la población y  los graves problemas del país, está desdibujada, no está  cohesionada, ni  firme, ni  fuerte, ni unida, está en crisis permanente, los intereses de grupo y personales  la tienen ahí dividida en mil pedazos.

Esa debilidad de la llamada izquierda favorece sin duda a la   llamada derecha representada por los dos partidos hegemónicos, los que como dicen las mujeres, se podrán decir mil cosas pero jamás se hacen daño. Si comparten el poder sólo deben fingir o fingen que son  diferentes, con proyectos diferentes,  en el fondo  coinciden en  el mismo proyecto económico  y  político, los dos son defensores del modelo de  libre mercado, los dos defienden las tesis  y principios del modelo o sistema económico.

Hoy que inician las  precampañas  o las campañas adelantadas los dos partidos dicen que son lo máximo, que cuando  entren en  campaña ofrecerán y darán a conocer sus proyectos  enfocado a generar desarrollo  y bienestar en los ciudadanos.ele

Si  los próximos presidentes  municipales y diputados van a estar en sus cargos cuatro años  8 meses  y 17 días, y si   se pudiera ver el futuro, se les podría demostrar, que sus propuestas de hoy eran sólo eso, promesas, que nunca cumplieron, estrategias  políticas, porque en ese tiempo de gobierno las cosas no sólo  no mejoraron sino que se empeoraron, se complicaron para la  mayor parte de la población.

O regresemos en el tiempo, vámonos al  2006,  por los meses de mayo  y junio de ese año el país se llenó de propaganda de los  partidos, todos prometieron cambios, trabajar por los pobres del país,  crear millones de empleos,   apoyar e invertir en el campo, en la educación, salud, seguridad, etc., más de  seis años después las cosas  en México  no están mejor, están peor, las promesas de campaña, de los  partidos, de los  políticos, fueron sólo eso, promesas.

La derecha  gobierna al país, a Puebla, la derecha  no piensa en las mayorías,  en los trabajadores del campo y las zonas urbanas, piensa en cómo explotar más esas mayorías, en cómo afianzarse más del poder, las pruebas ahí están, más impuestos en todo,  más gasolinazos mensuales, más  aumentos a la  luz, al gas, a la educación, la salud, los alimentos, más armas y más  policías, mismos que más tarde ya adiestrados se convierten en delincuentes peligrosos.

La democracia y el sistema  mexicano tiene a dos partidos que  se reparten el poder, y para disimular democracia  crearon instituciones como los organismos electorales, los tribunales electorales, la fiscalía especial de  delitos electorales, ¿para qué sirve  todo eso si todas maneras ganan los dos partidos hegemónicos? Bueno, por lo menos sirven cómo  supuesto árbitro  para que los dos partidos se repartan bien el poder.

De modo que ¿ quién va  a ganar la  elección el  7 de julio? La van a ganar  los dueños del poder, así de sencillo. Los dueños del poder tienen sus partidos  políticos y sus órganos electorales para auto vigilarse y auto castigarse si violan las leyes  que ellos mismos crearon y aprobaron. Así es la democracia de este grande y lastimado país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí