Realizan Concierto-Homenaje a Ema Elena Valdelamar en el Teatro de la Ciudad

0
18

La figura de la compositora Ema Elena Valdelamar, pero sobre todo, las canciones que la hicieron famosa, fueron recordadas en un emotivo Concierto-Homenaje realizado la noche de ayer 16 de febrero en el Teatro de la Ciudad «Esperanza Iris».

«Fue una compositora valiente, una de las pocas mujeres que se atrevió a decir en su momento lo que sentía en un mundo en el que se pensaba: si lo dice una mujer, entonces no importa», recordó el escritor Pavel Granados, quien tomó la palabra al inicio del evento que reunió a familiares, amigos y seguidores de la creadora fallecida en diciembre pasado.
Agregó que todas sus canciones «son un regalo maravilloso porque cuando no tenemos las palabras precisas, podemos recurrir a ellas».
La Orquesta Filarmónica de las Artes dirigida por Enrique Abraham Vélez Godoy, acompañó a las cantantes Laura Denisse y Myrza Maldonado en los temas Con un beso, Quién, Sin mañana ni ayer y Mucho corazón.
La voz de la propia Ema Elena Valdelamar pudo escucharse en la pieza Encuentro, gracias a una grabación que fue seguida por la Orquesta conformada por jóvenes músicos.
Una de las sorpresas de la noche fue la interpretación en náhuatl de Mucho Corazón, el tema más emblemático de la compositora, a cargo de Alejandro Montantes.
El bolero que tiene más de mil versiones, también fue ejecutado por un par de organilleros ante el asombro del público minutos antes de que arrancara el concierto de gala.
Mil besos, otra de sus canciones más conocidas, fue entonada a lo largo del evento en diversas ocasiones en voz de Laura Denisse, Los Bribones y Paquita la del Barrio, quien aprovechó para cantar Cheque en Blanco, Tres veces te engañé y otros temas que emocionaron a los asistentes.
«Yo le pedía a Dios que fueran famosas mis canciones, no yo», decía la compositora Ema Elena Valdelamar en un video que se proyectó en el escenario y en el que contó parte de su vida, su infancia y la forma en que surgieron algunas de sus canciones.
Además, se observaron los testimonios de María Victoria, Armando Manzanero y Martín Urieta, quien definió a Valdelamar como «la institución más grande de la música romántica en México».
En una esquina del escenario destacó una imagen blanco y negro de la compositora nacida el 27 de mayo de 1925 y una pequeña guitarra al pie del marco.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí