Conaculta Niños-Alas y Raíces anuncia su segunda temporada de teatro infantil

0
11

Con la intención de ampliar la oferta cultural y abrir espacios para la presentación de espectáculos de calidad para el público infantil, a partir del 2 de septiembre se realizará la segunda temporada de teatro para niños organizada por Conaculta Niños-Alas y Raíces y el Lunario del Auditorio Nacional.

En conferencia de prensa realizada la mañana de hoy miércoles 29 de agosto, Miriam Martínez, Coordinadora Nacional de Conaculta Niños, Alas y Raíces, mencionó que en esta ocasión se presentarán las obras Uga de la compañía de teatro de sordos Seña y Verbo y 7 giros a la Luna de la agrupación de danza clown Triciclo Rojo.
Acompañada de Francisco Serrano, director del Lunario, Emiliano Cárdenas, director de Triciclo Rojo y Everardo Trejo, productor ejecutivo de Seña y Verbo, Miriam Martínez destacó que se trata de montajes de calidad que han sido probadas con el público.
«Para nosotros es muy importante que la primera experiencia de teatro que tenga un niño sea grata, que no los vacunen contra el teatro con algo discursivo o aburrido, por eso los montajes se seleccionaron a partir de un criterio de calidad y los intereses de los niños».
Uga, obra ganadora del primer Premio Alas y Raíces en 2011 dirigida a niños a partir de los 3 años, aborda la historia de Carolina, una niña que conoce a tres granjeros sordos que le enseñarán más sobre su lenguaje en compañía de un extraño visitante que salió de un enorme huevo.
«Es un personaje bebé con algo de humano, algo de animal y algo de extraterrestre que además de llegar al mundo sin saber nada y listo para aprender todo, será capaz de adentrarnos en su propia historia para permitirnos desde ahí hablar sobre la inclusión, la voluntad de comunicarse, la convivencia, las posibilidades del lenguaje y la amistad en el sentido más amplio de la palabra», mencionó la directora Haydeé Boetto en un texto al que dio lectura Everardo Trejo, productor de Seña y Verbo.
Por otro lado, Emiliano Cárdenas, director de Triciclo Rojo explicó que en 7 giros a la Luna se aborda el valor de la amistad y la valentía que se necesita para conseguirla a través de la creación de una receta llamada Pan Giratorio, conformada por diversos ingredientes especiales.
«Es una obra que está situada en un lugar llamado ático ubicado entre las montañas y donde todo es un símbolo de las cosas que no podemos ver».
Con muy pocos elementos entre nubes y una pista de carrera simulada se logra crear un ambiente poético dirigido a niños de 6 a 12 años, apoyado en la música en vivo del trío finlandés Johana Juhola.
Francisco Serrano, director del Lunario, reconoció que las obras de Alas y Raíces que hasta el momento se han presentado en el Lunario como fue el caso de Cuentos revueltos para niños perversos y El duende está en el misterio, a principios de año, han obtenido muy buena respuesta.
«Buscamos espectáculos que tengan que ver con el público que habitualmente viene al Lunario y que sabemos que tienen hijos… Hemos creado un hábito de desacralizar el lugar como un lugar de noche donde también pueden venir los niños a divertirse».
Las presentaciones de 7 giros a la Luna se llevarán a cabo los domingos 2 y 9 de septiembre, a las 13 horas. Uga ofrecerá funciones los domingos 23 y 30 de septiembre, así como el 7 de octubre, también a las 13 horas en el Lunario del Auditorio Nacional.