Firma Peña Nieto plan para privilegiar la unidad nacional a través de una presidencia democrática

0
18

Enrique Peña Nieto firmó hoy, junto con diversos actores políticos de distintas corrientes ideológicas, el Plan de la Concertación Mexicana, cuyo contenido expresa la intención y los compromisos para hacer de México un país de mayores oportunidades para todos, y la convicción de trabajar unidos para, más allá de las ideologías, alcanzar la unidad nacional.
El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México expresó que el país exige hoy a quienes participan en la actual competencia democrática saber actuar con civilidad, con respeto a las distintas expresiones, pero sobre todo buscar objetivos claros ante lo que el país demanda.
Por ello, resaltó que en su campaña, más allá del interés partidario, “lo que buscamos es que los mexicanos estén mejor, que tengan mayor calidad de vida, que vivan de mejor manera en su hogar, que el ingreso sea mejor, que la canasta de productos básicos deje de encarecerse, y que los insumos cotidianos, como la electricidad y la gasolina, dejen de subir”.
Ante los integrantes de Concertación Mexicana, conformada por personalidades de distintas actividades sociales, Peña Nieto dijo que se propone ejercer una Presidencia democrática, que apegue y ajuste su conducta a los principios democráticos del México de hoy, y que los mexicanos demandan.
“Me propongo, insisto, ejercer una Presidencia que privilegie las coincidencias con las distintas opiniones, pensamientos y posicionamientos que tengan, más allá de los partidos políticos, los actores de la sociedad en general”, expresó.
Afirmó que los enemigos de México son la pobreza, la desigualdad, la marginación de más de la mitad de los mexicanos, la inseguridad y la ausencia de crecimiento económico para propiciar los empleos que los mexicanos demandan. A partir de ello, se deben propiciar mayores oportunidades de desarrollo individual, deponer diferencias y actuar en un mismo sentido, que nos permita encontrar, en todos los temas, los puntos de coincidencia.
Resaltó el propósito de quienes representan distintas posiciones partidarias e ideológicas, pero que tienen como denominador común “nuestro interés porque México sea un país más democrático, y que la democracia sirva a los intereses de la sociedad”.
Subrayó que en el compromiso que se firmó hoy para que México esté mejor, “no estamos volteando ni a la izquierda ni a la derecha, estamos viendo al frente, queremos ver hacia el futuro”. En ese sentido, dijo que lo que se busca es construir desde el presente un mejor futuro para la nación.
El candidato presidencial apuntó que si bien se ha avanzado y ha habido una transición democrática, ésta ha sido insuficiente en lo que debiera traducirse en beneficios y logros para el país.
Hoy los mexicanos observan con descontento y frustración cómo la democracia no logra todavía, en su madurez, darle mayores beneficios a los mexicanos, y ese es el reto que tenemos por delante, agregó.
Insistió en que quienes hoy firman el Plan de la Concertación Mexicana se ven identificados no por las ideologías, sino por “el México que queremos construir para esta sociedad y para las futuras generaciones”.
El mío, añadió, va más allá de ser sólo un proyecto de partido; es un proyecto para servirle a México.
El Plan de la Concertación Mexicana fue firmado por Manuel Espino, ex presidente nacional del PAN; el senador René Arce; Rosario Robles Berlanga, ex presidenta nacional del PRD y ex jefa de Gobierno del Distrito Federal, así como Jeanette Moisés Ramírez, coordinadora nacional del Movimiento Volver a Empezar.
Asistieron también al evento: Lía Limón García, asambleísta del DF; Víctor Hugo Círigo, diputado federal; Alberto Begné, Emilio Salazar Farías, Ana Laura Lobato, Enrique Navarro Flores y Ramón Sosamontes, entre otros.