Ingresará parte del acervo musical de Ema Elena Valdelamar a la Fonoteca Nacional

0
19

Como parte del ciclo «La música popular a través de sus canciones», la Fonoteca Nacional del Conaculta rindió ayer un homenaje a la compositora Ema Elena Valdelamar con motivo del ingreso de su trabajo al acervo cultural del recinto.

A través de un diálogo con el escritor Pável Granados, se realizó la noche de este 9 de octubre una sesión de escucha con sus temas más representativos, algunos interpretados por ella misma. La tertulia estuvo complementada por su hijo Darío Valdelamar y el guitarrista Elías Torres.
La compositora comentó que su principal apoyo siempre fue el público creyente de su trabajo, ya que en los tiempos de su juventud las oportunidades para las mujeres eran nulas por la ideología machista imperante a mitad del siglo pasado.
«Cuando llegué por primera vez con mi música a ver si me grababan algo, me dijeron que de quién eran esas canciones, no las oyeron, aventaron mis papeles y decían que si eran de una mujer no servían. Yo tenía 16 años».
Valdelamar mostró su carácter férreo ante la adversidad en distintos momentos de la plática, donde reconoció ser perfeccionista con los artistas que grababan sus temas. Recordó una ocasión hizo que el Dueto Fantasma tuvo que repetir más de diez veces una de sus canciones, ya que erraban a la hora de la pronunciación por su acento cubano.
Asimismo relató las anécdotas que le llevaron a escribir ciertas canciones, una de ellas ¿Por qué no fuiste tú?, compuesta al ex presidente Adolfo López Mateos siete años después de su muerte, debido al reclamo de su entonces esposo por creerle infiel. «Después de eso, sí me hubiera gustado que el padre de mis hijos hubiera sido él (el ex mandatario)», bromeó la artista de 87 años.
También narró la historia de Mucho corazón, en donde un joven le pretendía, pero que, al querer saber de su pasado, causó la molestia de la cantante alejándolo de su vida para siempre, de ahí estrofas como: «Yo para querer no necesito una razón / me sobra mucho, pero mucho corazón».
Otra de las canciones que recordó con nostalgia fue la de Cheque en blanco, tema inmortalizado en voces como la de Lucha Villa. Valdelamar recordó haberla creado por despecho después de una mala jugada que le hiciera un empresario, y que meses después, en represalia, se la dedicó en un foro donde se encontraban las personalidades políticas y empresariales más importantes del momento.
Pese a encontrarse enferma, Ema Elena Valdelamar interpretó de manera magistral sus temas Mil besos, Mucho corazón, Cheque en blanco, Devuélveme el corazón, ¿Por qué no fuiste tú?, Volver a besarte, Dos soledades y Vivir sin ti.
Valdelamar confesó que la inspiración de sus canciones fueron «todos los musos» que aparecieron en su vida y, pese a quererlos a todos, hubo quienes sí marcaron tanto su carrera profesional como su vida personal.
Finalmente, agradeció con los ojos vidriosos al público que se dio cita en la Fonoteca Nacional a darle un homenaje por su carrera artística: «gracias por haber sido míos tantos años».