La degradación anaeróbica reduce contaminación en aguas y suelos

0
125

Procesos de degradación anaeróbica permiten reducir los niveles de contaminación ambiental en aguas y suelos, generados por empresas agroindustriales, afirmó Víctor Alcaraz González, profesor investigador de la Universidad de Guadalajara (UdG), durante el X Simposio Latinoamericano de Química Analítica, Ambiental y Sanitaria, realizado en la BUAP.

Ante investigadores y estudiantes de licenciatura y posgrado reunidos en el Salón de Proyecciones del Edificio Carolino, en su conferencia: “Modelado, optimización y control de procesos de degradación anaerobia para el tratamiento de efluentes agrícolas”, el Doctor en Ciencias, explicó con fórmulas matemáticas, imágenes y textos, parte del estudio que se realiza en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería de la UdG.

“Es un proceso de degradación anaerobia que como su nombre lo indica, se lleva a cabo en ausencia de oxígeno, donde actúan ciertos microorganismos que degradan la materia orgánica para convertirla en productos más simples: primero en ácidos grasos volátiles y posteriormente en biogás, conformado principalmente por metano y CO2”, explicó.

Consideró que uno de los grandes mitos es, que utilizar tecnologías anaeróbicas pueden ser muy caro, sobre todo, cuando ven los enormes digestores que tienen las grandes empresas, sin embargo, se pueden aprovechar en equipos con una capacidad de uno a cinco metro cúbicos que aunque pequeños, pueden ser muy rentables.

A través de este proceso se puede apoyar a empresas que generan efluentes agroindustriales, con cargas orgánicas superiores a 20 mil partes por millón.

Esta investigación que lleva 14 años, comentó el especialista, beneficia principalmente a pequeñas y medianas empresas, porque una parte de la propuesta está en el proceso y otra en la aplicación de técnicas de control automático;  entre más pequeño el proceso es más fácil de controlar, lo que reduce la utilización de operarios.

El proceso de degradación anaerobia se aplica actualmente para reducir los niveles de contaminación por vinaza, desecho que genera la industria vitivinícola y tequilera de Jalisco, agua que en ocasiones se utiliza para riego agrícola. De acuerdo con algunos estudios, la vinaza degrada rápidamente el suelo y en poco tiempo la tierra ya no es aprovechable.

Además de las cuatro grandes empresas, dijo,  hay más de 180 que son pequeñas y que en su mayoría vierten agua sin control a ríos y lagunas, provocando un serio deterioro ambiental.

El investigador comentó que este proceso anaeróbico, que es natural porque se utilizan microorganismos para la degradación de contaminantes, es económico y viable, además de que en caso necesario puede complementarse con un proceso aeróbico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí