Llama Quadri a candidatos a un pacto social por las reformas estructurales y la educación

0
11

• Indispensable para salir del estancamiento en que se encuentra el país, dijo.
• GQT participó en la XX Asamblea General de la ANUIES, donde expuso sus propuestas en materia educativa, tecnológica y de innovación.

Gabriel Quadri de la Torre, candidato presidencial por Nueva Alianza, hizo un llamado a sus colegas aspirantes a la Presidencia para que se comprometan públicamente en un nuevo pacto social por la educación de calidad y por las reformas estructurales que el país necesita, para que –gane quien gane- México salga del estancamiento en que se encuentra.
“Más que guerras de lodo, más que la agitación política y la descalificación, lo que México necesita es un acuerdo fundamental, entre los candidatos que así lo quieran, por esas reformas estructurales y por la calidad de la educación en el país”, expresó.
Aseguró que la educación es el principal desafío del siglo XXI para México porque es el mayor déficit a cubrir. No hay desarrollo en un país sin capital físico -la infraestructura- sin capital social y sin capital humano, aseveró.
Al participar como invitado a la XX sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, presidida por el rector de la UNAM, José Narro Robles, el aspirante aliancista a la Presidencia de la República manifestó que es indispensable crear la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, que fusione la subsecretaría correspondiente en la SEP e integre otras dependencias, con la base de una estrategia de largo plazo en la materia.
Quadri de la Torre externó que el problema de la inequidad y la pobreza sólo puede resolverse al ofrecer igualdad de oportunidades a la población, lo cual se logra con educación pública de alta calidad, “sin populismos o ideas abstractas”, a través de generar alta productividad.
Para ello, propuso vincular la educación superior, la ciencia y la tecnología a las empresas privadas. La universidad pública debe “dar un salto cuántico” para formar empresarios, y no sólo que sus egresados se dediquen a buscar empleo, sino que sean capaces de formar nuevos proyectos productivos.
Es cierto que se requiere mayor presupuesto, dijo, pero también es importante mencionar cómo obtenerlo, por lo que propuso destinar a la educación, ciencia y tecnología, la tercera parte del ahorro por la eliminación de los subsidios a los energéticos.
Al ser interrogado por los presentes luego de su exposición, explicó que llevar a cabo esta medida no generaría inflación en el país, ya que esto se controlaría a través de las herramientas de política monetaria con las que cuenta el Banco de México. “Los precios de los combustibles no pueden ser instrumentos de control de precios”, explicó. Añadió que el ahorro que se generaría al acabar con los subsidios, alcanzaría para construir y operar 10 universidades de las dimensiones de la UNAM.
Es “delirante” insistir en querer producir gasolinas en México, cueste lo que cueste, por parte del sector público. Aseguró que, de llegar a la Presidencia, nunca arriesgaría los recursos públicos de los contribuyentes en la construcción de refinerías, “esto lo debe hacer el sector privado, ya que para el gobierno implicaría un severo pasivo en las finanzas públicas”.
Agregó que si se construyeran cinco refinerías costaría al erario 50 mil millones de dólares, es decir, 750 mil millones de pesos, lo que significa toda la recaudación que hace el gobierno por Impuesto sobre la renta. Son proyectos, señaló, que no son rentables y representan “un pésimo negocio” público; en su lugar, dichos recursos deben orientarse hacia la educación, a la infraestructura y al combate a la pobreza.
En cuanto a la cultura, insistió en su propuesta de convertir en un ente autónomo al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conaculta), el cual debe absorber formalmente el INAH y el INBA, para darle fortaleza a la estructura de la cultura en el país. Sugirió, asimismo, hacer de los museos centros de investigación y de promoción de la cultura, que sean organismos descentralizados, con ingresos propios, y que sus directores estén sujetos al esquema de pago por desempeño. Reiteró la idea de crear el Instituto Mexicano Octavio Paz, con el fin de hacer de la cultura mexicana un instrumento de política exterior.
Es importante, añadió Quadri de la Torre, otorgarle autonomía al Instituto Politécnico Nacional, como la UNAM, con el fin de potenciar todas las capacidades de esa institución, y que ya no dependa de la Secretaría de Educación Pública.
El candidato presidencial recibió de manos del secretario general ejecutivo de la ANUIES, Rafael López Castañares, el documento “Inclusión con responsabilidad social. Una Nueva generación de políticas de educación superior”, donde se recogen las ideas y propuestas de las instituciones de educación superior en el país, con el fin de fortalecer las políticas de educación superior.