viernes , diciembre 4 2020

Mujer bombero cumple 23 años sofocando incendios

Su perseverancia la ha mantenido como la única mujer Bombero-Tanquera.
Su perseverancia la ha mantenido como la única mujer Bombero-Tanquera.

La constancia, esmero y el amor a su ocupación, son algunos factores que han mantenido de pie a  Rosa Margarita Díaz Vega, la única mujer bombero-tanquera, que orgullosa de sus ideales, un tres de marzo de hace veintitrés años decidió enlistarse y formar parte del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Segura de la difícil tarea que todos los días realiza y firme en sus convicciones por ser la única mujer bombero-tanquera, quien en sus manos tiene la difícil tarea de conducir las pipas o los llamados carros tanques que acuden a los servicios que diario se reportan en la ciudad, desde su base de operación en la Central Valsequillo, demuestra al mundo entero y a sus compañeros que las mujeres también pueden desempeñar funciones que para muchos solo serian tareas de hombres.

Desde un inicio supo de su interés por formar parte de una institución de disciplina elevada, por ello su mayor anhelo era pertenecer a la milicia, no fue hasta el año de 1989 cuando por una invitación sugerida por su novio se enlisto en las filas para formar parte del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Su esfuerzo la ha mantenido por más de dos décadas como la única mujer bombero en todo el estado, quien a sus 27 años de edad y con apenas siete meses de haber ingresado,  cubrió su primer servicio en octubre de 1989 cuando se incendiaba una fábrica de cobijas y una dulcería, en donde ahora se ubica la Casa del Abue. Otra de las vivencias que vienen a su mente fue aquella cuando más de treinta familias tuvieron que ser evacuadas en la zona de Momoxpan, ante la dimensión del voraz incendio que consumió la fábrica de colchones Lancaster en el 2001.

Sin embargo, llena de sentimientos que caracterizan a las mujeres, ha tenido que luchar contra los recuerdos de aquellos accidentes que han marcado su carrera y en los que se han perdido vidas humanas. “Algo que me impacto fue un accidente rumbo a Amozoc pasando casa Blanca, en donde se volcó un carro y un muchacho se decapitó, tuvimos que buscar la cabeza en el asfalto. Al llegar a casa me puse a llorar y valore las cosas por las que todos los días luchamos”

A sus cincuenta años de edad,  Rosa Margarita Díaz Vega sigue conservando la misma ilusión de hace veintitrés años. Mujer impecable por su dedicación y su esmero ha logrado conformar un amplio curricum de experiencias.

En 1994 participó en el curso de paracaidismo que fue impartido para el Heroico Cuerpo de Bomberos, el 20 de noviembre de 1995 formo parte de un rally-montañista, en donde como única mujer participante cargó una mochila con implementos para escalar con un peso de 15 kilogramos y ante gloriosa hazaña recibió diploma y las Rosas de Plata. Además es auxiliar de enfermería y cuenta con un curso de Técnico en Urgencias Médicas. Todos y cada uno de estos logros y experiencias le han servido para brindar ayuda a toda la comunidad.

Es por ello que en el marco de la celebración del día de la Mujer, resulta grató reconocer la labor que día a día realiza Rosa Margarita Díaz, quien siempre amable y agradecida por la oportunidad que le dio la vida, reconoce que pese a que en su oficio predominan los hombres, esto no es ni será impedimento para sobresalir y superarse día con día.

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.