Se llevó la tarde la presentación del Libro “El Cacique”

0
49

Ante la presencia del licenciado Javier del Rosario, representante personal de Alejandro Armenta Mier, coordinador estatal de la campaña del candidato a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto, así como de la licenciada Silvia Elena del Valle Balbuena, representante del presidente estatal del PRI, Fernando Morales, del Maestro Raymundo García García y del doctor Alejandro Gallardo Arroyo, entre otros, se presento con gran éxito el libro “El Cacique”, (una parodia de “El Príncipe de Maquiavelo”, de su autor Luis Arturo Patiño León.
Al hacer huso de la palabra el Maestro Raymundo García García, se remontó a las anécdotas históricas de la época de la independencia y de la Revolución Mexicana con respecto a los caciques, sin dejar de señalar entre líneas que pasados los acontecimientos históricos, los caciques estuvieron en el poder setenta años.
Por su parte el doctor Alejandro Gallardo destacó que el libro presentado es una obra muy importante para todos aquellos que están dedicados a la política o para los que apenas incursionan en ella y dijo “hablar del Cacique como su autor lo manifiesta en su obra, no es hablar del cacique de un pueblo globero”, es hablar de 32 caciques del país, “pues todo cacique es un animal político, aunque no todo animal político es cacique”, todo va a depender como se mueva y haga sus amarres ante el Güey-Tlatoani, subrayó.
Cabe señalar que Luis Arturo Patiño León, es poblano de nacimiento y de profesión Abogado, a incursionado en la vida política en una de las “casas sacerdotales” (PRI), como el las llama en su libro. En 2003 es secretario de acción y formación de cuadros del FJR (Frente Juvenil Revolucionario), más adelante comisionado de asuntos juveniles de la Fundación Colosio A. C., filial Puebla, así como secretario de concertación y acción política y secretario de organización del Movimiento Territorial en Puebla y dentro del ICADEP Estatal, ha impartido el curso de “Declaración de Principios” y “Reforma Electoral”.
A lo largo de la presentación y el lenguaje que se utilizó, provocó aplausos y elogios del medio centenar de asistentes que, convencidos adquirieron la obra y solicitaron al autor la dedicatoria.