jueves , noviembre 26 2020

Ser de agua, imágenes con las que Claudia Gallegos busca atrapar la dualidad de la vida

El encuentro con la naturaleza provocó que la pintora Claudia Gallegos decidiera utilizarla como punto de partida de su nuevo camino pictórico, cuyos primeros resultados quedaron plasmados en el libro Ser de agua, en el cual se incluyen, además de las obras, textos con comentarios sobre ésta.

Conaculta, a través de la Dirección General de Publicaciones, edita este libro, en el cual se reúnen las primeras 38 obras producidas por la autora con la naturaleza como pretexto de creación, con el agua como personaje.

La pintora detalló que para ella estas piezas representan una nueva etapa en su producción plástica, pues antes de estos cuadros, todos trabajados en óleo sobre tela, había desarrollado propuesta dentro del abstraccionismo.

Reconoció que el contacto con los bosques de Canadá, en donde se encontraba como parte de un proyecto de intercambio auspiciado en nuestro país con una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), fue una experiencia que le definió el nuevo camino a seguir.

Justo en ese momento, hace unos siete años, detalló, se encontraba en pleno proceso de cambio, a la búsqueda de referencias temáticas que renovaran sus obras, por lo que la belleza de la naturaleza le ayudó a encontrar lo que necesitaba.

Sobre todo porque, desde sus cuadros anteriores, había buscado plasmar en sus pinturas la dualidad, la ambigüedad que pueden poseer los objetos, las personas, la vida misma, por lo que el elemento del agua se ofreció como la mejor manera de resolver este problema plástico.

En ese sentido, Gallegos comentó que la serie Ser de agua es una continuación de esa necesidad por plasmar lo ambiguo, que se visualiza a través de los reflejos que se pueden proyectar en el líquido, para crear así imágenes ambivalentes.

“El agua permite hacerlo porque en la superficie se puede apreciar una textura o imágenes distintas a lo que hay dentro de ella. Eso me interesó mucho para realizar esta serie, pues abre la posibilidad de que el espectador tenga la oportunidad de hacer una doble interpretación del cuadro.

“Otro aspecto que me interesó incluir en esta serie, es el referente a los formatos, pues el libro incluye tanto las obras grandes como las pequeñas, para dotarlo así de una experiencia visual distinta, tanto para mí como para el espectador”.

Gallegos dijo que la idea de presentar sus cuadros en un libro surgió como una necesidad de contener en un mismo objeto todo lo que ya había producido, como parte de esta nueva ruta plástica que se ha trazado a futuro.

“Es una serie que no concluye, seguiré trabajando con el elemento agua como centro del discurso, pero para mí es muy emocionante ver estos cuadros en un libro, cuya edición ha sido muy cuidada por sus autores y que en conjunto hace que la experiencia de apreciar las obras se algo completamente distinto a la de visitar una galería.

“Además, estará disponible en prácticamente todo el país, a través de las librerías Educal, por lo que es como si ahora mi obra estuviera expuesta al mismo tiempo en muchos lugares del país… eso es algo muy emocionante”, concluyó.

 

Acerca de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.